¿Hasta qué punto en mi embarazo puedo jugar al tenis?

Jugar al tenis durante el embarazo, incluso en las últimas etapas, es posible siempre y cuando seas una jugadora experimentada y tomes precauciones. Mientras que ningún deporte está exento de riesgos para las mujeres embarazadas, el tenis es uno de los deportes más seguros, sobre todo en comparación con los deportes que implican impactos de cuerpo a cuerpo como el fútbol. Siempre consulta a tu médico antes de la práctica de ejercicio físico durante el embarazo.

No trates de aprender a jugar al tenis

Nunca debes aprender a jugar al tenis durante el embarazo. Sólo jugadoras muy experimentadas y expertas deberían seguir jugando durante el embarazo. Las principiantes y jugadoras de nivel intermedio tienen un mayor riesgo de lesionarse a sí mismas y al bebé, sobre todo por las caídas. Las jugadoras de alto nivel rara vez se caen, intencionalmente o no, si bien es común para las principiantes e intermedias tropezar y perder el equilibrio.

Ten en cuenta los cambios de equilibrio

Incluso para las jugadoras experimentadas, los cambios que tu cuerpo experimenta durante el embarazo hacen que jugar al tenis sea desafiante y potencialmente dañino. Todos los cuerpos de las mujeres cambian su centro de gravedad durante el embarazo, especialmente en el tercer trimestre. Este cambio en el centro de gravedad puede hacer que sea muy difícil mantener el equilibrio en un deporte como el tenis, que se basa en los cambios rápidos de dirección. Sobre todo en las últimas etapas del embarazo, trata de no ir por las bolas difíciles. Estirarte para alcanzar las olas difíciles puede hacer que pierdas el equilibrio y te caigas. Estas caídas pueden potencialmente dañar al bebé.

Juega más dobles

Especialmente al entrar en el tercer trimestre del embarazo, evita jugar singles y juega más dobles. Si vas a jugar de forma individual, evita jugar partidos de competición y juega con un amigo que pueda devolverte la pelota en lugar de correr alrededor de la cancha. Los dobles requieren menos movimiento, sobre todo los difíciles movimientos de lado a lado que pueden causar que pierdas el equilibrio. También puedes contar con que tu pareja corra lo más posible y lleve el equipo por ti. Dobles, sobre todo de forma recreativa, se pueden jugar en el tercer trimestre.

Toma precauciones

Como con cualquier régimen de ejercicios durante el embarazo, toma precauciones y siempre elije hacer demasiado poco. Siempre entra en calor y enfría correctamente. Tomate el doble de tiempo al que acostumbras. La hidratación es muy importante, sobre todo cuando hace calor. Evita jugar durante el calor del día y asegúrate de tomar descansos frecuentes para beber agua. Un sombrero o una visera pueden ayudar a mantener tu cuerpo fresco. Deja de jugar inmediatamente si tienes náuseas o mareos.

Más galerías de fotos



Escrito por kent van alstyne | Traducido por florencia melloni