¿La harina de avena contiene fibra?

Un plato de avena proporciona más que un desayuno o un aperitivo delicioso; también proporciona una buena dosis de componentes de fibra no digerible que, sin embargo, confiere beneficios para la salud cuando se consume. La fibra de la avena se compone de algunos tipos diferentes, cada uno con sus propias características. Un tipo de fibra en la harina de avena se ha relacionado con beneficios cardiovasculares específicos, por lo que es una gran opción para una comida saludable para el corazón al consumirla por la mañana.

Harina de avena

La harina de avena proviene de la planta de avena, una hierba resistente que ha sido cosechada como alimento por lo menos desde 2000 antes de Cristo. La mayor parte de la avena cultivada hoy viene de Rusia, Finlandia, Polonia y los Estados Unidos. La sémola de avena, las semillas de la planta de avena, pueden ser aplastadas, estiradas o cortadas y luego cocidas con agua o leche para hacer harina de avena. La harina de avena se considera un grano entero saludable y contiene altos niveles de proteína y fibra. También contiene fitoquímicos, tales como flavonoides, que actúan como antioxidantes en el cuerpo.

Contenido de fibra

El contenido total de fibra en una media taza de avena cocida es de aproximadamente 2 g. La fibra de la avena se divide por igual entre la fibra soluble e insoluble. La fibra soluble incluye un tipo llamado beta-glucano, que es un azúcar no digerible que reduce el colesterol. Otras variantes solubles de la fibra en la harina de avena incluyen almidón y gomas xilano y araban. La fibra soluble en la avena ayuda a la digestión.

Importancia de la fibra

La fibra de beta-glucano de avena reduce el colesterol en la sangre, lo cual puede ayudar a prevenir enfermedades del corazón. Trabaja por la unión a ácidos biliares y el colesterol en el tracto digestivo, lo que obliga al hígado a limpiar el colesterol de la sangre. También puede desempeñar un papel en la reducción de la presión arterial y la modulación de los niveles de azúcar en la sangre. La fibra soluble en la avena ayuda a la digestión proceder de manera más eficiente por adquirir más volumen fecal y prevenir el estreñimiento. La dosis recomendada de todos los tipos de fibra es de 20 a 35 g por día, de acuerdo con la Escuela de Salud Pública de Harvard.

Consideraciones

La combinación de fibra soluble e insoluble hace que la avena sea una adición saludable a tu dieta diaria. Escoge variedades de avena que están libres de azúcares añadidos y sabores artificiales. Si vas a agregar más alimentos ricos en fibra en tu dieta, como la harina de avena, debes aumentar tu ingesta total de fibra lentamente. Trata de consumir varios alimentos que contengan diferentes tipos de fibra para que obtengas una buena mezcla de tipos soluble e insoluble.

Más galerías de fotos



Escrito por bridget coila | Traducido por carlos alberto feruglio