¿Qué te hace tener hambre constantemente y aún así perder peso?

El ver la aguja de la balanza en descenso no es siempre un buen síntoma, sobre todo si se acompaña de otros problemas de salud. Si estás experimentando hambre constante o comes cantidades excesivas de alimentos y todavía pierdes peso, es posible que tengas una condición médica grave. Reconocer estos síntomas y consultar con su médico lo antes posible es vital, ya que algunas de estas condiciones pueden ser potencialmente mortales.

Diabetes tipo 1

Si bien es conocida como la diabetes juvenil, la diabetes tipo 1 se diagnostica con mayor frecuencia en menores de edad y adultos jóvenes. La hormona insulina está implicada en la regulación del azúcar en la sangre. En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce suficiente hormona para realizar su función vital. Como resultado, la glucosa, o azúcar, se acumula en la sangre en lugar de ser utilizada como fuente de energía para el cuerpo. Esta disfunción provoca que te sientas constantemente hambriento y tengas sed excesiva, y aún así pierdas peso de manera no intencional. Otros síntomas incluyen fatiga, visión borrosa, micción frecuente y sensación de hormigueo en los pies. Tendrás que tomar insulina por el resto de tu vida y mantener un horario de comidas regular para controlar la enfermedad.

Hipertiroidismo


Cuando tus niveles de hormona tiroidea no están en el rango normal, puede tener efectos importantes en todo el cuerpo.

Cuando tus niveles de hormona tiroidea no están en el rango normal, puede tener efectos importantes en todo el cuerpo. La glándula tiroides está directamente implicada en la regulación de tu metabolismo. Si la glándula produce demasiada hormona, una condición llamada hipertiroidismo, tu tasa metabólica aumenta provocando la pérdida de peso y el hambre excesiva. La ansiedad, cambios en la piel y el cabello, insomnio y un latido irregular del corazón son también signos y síntomas comunes. Si eres mujer, puedes notar que los períodos menstruales se aligeran o incluso se detienen, según la American Thyroid Association. Para bloquear la producción de la hormona se prescriben bloqueadores beta y fármacos, pero también puede ser necesaria una cirugía para eliminar la mayor parte de la tiroides.

Los tumores suprarrenales

Aunque es raro, un tumor de la glándula suprarrenal llamado feocromocitoma es otro posible culpable de los síntomas. No suelen ser cancerosos, pero si no se tratan pueden tener consecuencias devastadoras. Además de la pérdida de peso no intencional y el hambre, la hipertensión es una de las principales consecuencias de estos tumores. Esto causa la sobreproducción de epinefrina, mejor conocida como adrenalina, que a su vez aumenta la presión arterial. La cirugía es necesaria para extirpar el tumor, lo que debe eliminar los síntomas, sin embargo, pueden volver en raras ocasiones.

Trastornos de la alimentación


La pérdida de peso y el hambre continuo pueden ser síntomas de un trastorno alimentario.

La pérdida de peso y el hambre continuo pueden ser síntomas de un trastorno alimentario. Si te encuentras con ansias, atracones de alimentos o sensación de que no tienes control sobre tu alimentación, es posible que tengas bulimia nerviosa. Además de la conducta alimentaria no saludable, vomitas o utilizas laxantes para liberar tu cuerpo de los alimentos. Con el tiempo, este ciclo de atracones y las purgas pueden causar pérdida de peso sustancial y conducir a la anorexia. Estas son enfermedades graves que afectan a todos los sistemas de tu cuerpo y el recibir ayuda médica y psicológica es vital. El tratamiento es más exitoso si recibes ayuda antes de la pérdida drástica de peso, de hecho, del 60 al 80 por ciento de las bulímicas entran en remisión a los tres meses, de acuerdo con el University of Maryland Medical Center.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel morgan | Traducido por luciano ariel castro