Halterofilia para mujeres

El entrenamiento de fuerza busca hacerte más fuerte mientras que la halterofilia sube esa meta varios niveles, para hacer que tu cuerpo sea una declaración visual de músculos evidentes y fuerza. Puedes convertirte en halterista mujer y aun así mantener tu feminidad y atractivo como demuestran íconos de la halterofilia como Rachel McLish y Marissa Rivero, actrices exitosas y modelos hermosas. Para comenzar, necesitas comprometerte principalmente a los primeros tres meses de trabajo dedicado, así como a planear y llevar un registro de tu progreso.

Comprométete con el cuarto de pesas

Dos o tres días a la semana, necesitas entrar al cuarto de pesas para tener una cita con tus pesas. Los lunes, miércoles y viernes son ideales. Puedes enfocarte en levantar grandes cantidades de peso, peso muerto, levantamiento con las piernas dobladas y levantamiento en la banca, para desarrollar músculos y, en el proceso, quemar grasa. Espera calentar levantando pesas ligeras y pasar alrededor de una hora por sesión. Mujeres: no olviden entrenar fuerte, después de tu primer mes de acostumbrarte. Presiónate como parte de un entrenamiento serio para obtener entre 5 y 10 libras de músculo adicional, sugiere el autor de acondicionamiento Stuart McRobert, escribiendo en la revista “Iron Man”.

Sube la intensidad del cardio

Elige tu forma de cardio favorita, la bicicleta estacionaria, bicicleta en exteriores, corre, corre a toda velocidad en colinas o nadar, y hazlo con una alta intensidad. Literalmente, Brian Lebo del Centro de entrenamiento de Desempeño Atlético en Ohio sugiere HIIT, entrenamiento con intervalos de alta intensidad (por sus siglas en inglés) como la manera para que quemes grasa de una manera eficiente respecto al tiempo. Lebo sugiere un radio de 3 a 1 de trabajo y descanso. En términos prácticos, esto significa que puedes, por ejemplo, ir tan rápido como puedas corriendo por una colina durante 30 segundos y luego caminar o trotar hacia debajo de la colina durante 90 segundos y repetir cuatro veces para una sesión intensa de entrenamiento de 10 minutos.

Cambia tus hábitos alimenticios

Las comidas procesadas o fritas dirán adiós como parte de tu programa de halterofilia. Necesitarás cinco o seis comidas pequeñas al día con proteínas sin grasas para reparar los músculos, carbohidratos para dar energía a tus entrenamientos y grasas saludables para satisfacer el hambre. Lebo sugiere que crees planes de comida para tu semana. Descansa tus músculos durante 48 horas antes de volver a trabajar el mismo grupo de músculos y obtén muchas horas de sueño.

Ideas de comidas para principiantes

Podrías tener que volver a llenar tu alacena con mucho atún y granos enteros. Rivero compartió detalles de su dieta con SimplyShredded.com. Una pequeña comida podría consistir de avena y claras de huevo cocidas; camote y atún; arroz café, pollo y vegetales verdes; o tilapia y un cuarto de un aguacate. La competidora de figura Ashley Toms, quien describe la dieta como el 90 por ciento del éxito en la halterofilia, combina de manera similar pollo, vegetales verdes y avena; licuados de proteína de trigo y avena; y bocadillos como licuados de proteína o un puño de nueces.

Más galerías de fotos



Escrito por rogue parrish | Traducido por laura gsa