La halterofilia frente al levantamiento de peso ligero

Levantar pesos más ligeros con más repeticiones trabaja los músculos en la misma medida que hacer algunas repeticiones con pesos muy grandes, por lo que de todas formas ganarás la misma fuerza. Sin embargo, la cantidad de peso afecta el tipo de fibras musculares utilizadas para levantar, lo cual determina si estás desarrollando fuerza de resistencia o fuerza explosiva. Levantar pesos mayores también libera más hormonas de crecimiento muscular y la quema de calorías que al levantar pesos ligeros.

Fibras musculares

Los músculos están hechos de dos tipos de fibras musculares, de contracción lenta y rápida. Todos los músculos tienen ambos tipos, pero el tipo de fibras que se activan durante un ejercicio dependen del nivel de esfuerzo. Levantar pesos tan pesados que no puedes manejar bien 10 repeticiones requiere fibras musculares de contracción rápida para fuerza explosiva. Levantar pesos más ligeros por más de 20 repeticiones requiere de las fibras musculares de contracción lenta para resistencia muscular.

Ganar volumen

Si tu meta es incrementar el tamaño de tus músculos, te conviene levantar pesos grandes por algunas repeticiones explosivas. Se liberarán más hormonas de crecimiento muscular, estimulando un crecimiento más rápido. Esto no hará que las mujeres ganen volumen, ya que ellas tienen menos testosterona que los hombres. El beneficio de tener más hormonas de crecimiento muscular en mujeres es que mientras los músculos no se hagan más grandes, su apariencia será realzada con la definición muscular. El poder explosivo que obtienes de levantar pesos grandes es el requerido para brincar, correr a toda velocidad y realizar otros movimientos rápidos. La resistencia muscular, obtenida al levantar pesos más ligeros con más repeticiones, ayuda en actividades cardiovasculares prolongadas como correr distancias largas o practicar ciclismo.

Quemar grasa

Levantar pesos grandes quema más grasa corporal que levantar pesos ligeros, y entre mayor peso, más calorías se queman con cada repetición. Dado que esto requiere de las fibras de contracción rápida, los pesos grandes también queman más grasa después de tu ejercicio. Las fibras de contracción rápida aprovechan la grasa almacenada en tu cuerpo para obtener energía, ya que aquélla está disponible de forma más rápida que el oxígeno. Como resultado, se liberan muchas hormonas para la quema de grasa que continúan haciéndolo por una hora después de tu ejercicio.

Acelerar tu metabolismo

Al levantar pesos mayores con menos repeticiones, lo cual requiere un ejercicio más breve, en realidad se desarrolla más musculatura que con ejercicios más prolongados con pesos más ligeros. Entre mayor masa muscular tengas, más rápido es tu metabolismo. Quemarás más grasa incluso cuando no estés ejercitándote, porque el músculo quema más que la grasa.

Salud y seguridad

Los pesos grandes desarrollan una mayor densidad osea que los pesos ligeros. Dado que por naturaleza pierdes densidad osea con el tiempo, mantener una densidad alta es crucial para prevenir la osteoporosis, especialmente para las mujeres posmenopáusicas. Recoge las pesas más pesadas doblando las rodillas, en lugar de doblar las caderas o la espalda. La forma más segura de levantar pesos grandes en pocas repeticiones es mediante un aparato, para que no tengas que equilibrar el gran peso en tus manos o sobre tus hombros.

Más galerías de fotos



Escrito por ben prien | Traducido por alejandro cardiel