Haciendo relevantes las clases bíblicas para adolescentes

La brecha generacional no es nada nuevo, y es tan evidente en la iglesia como lo es en cualquier otro lugar. Los adultos siempre han tenido problemas para hacer que las clases bíblicas sean relevantes para los adolescentes. Es importante recordar que, como adultos presentando el Evangelio a los jóvenes, estamos entrando en su mundo y tenemos que entendernos con ellos en sus propios términos.

Centrarse en Jesús

Jesús nunca ha sido irrelevante. Su vida y sus enseñanzas son capaces de tocar los corazones de los adolescentes hoy como siempre lo han hecho a través del tiempo. Emula el estilo de enseñanza de Jesús. Jesús enseñaba de manera sencilla, utilizando historias e ilustraciones en las que su audiencia pudiera verse reflejada, como hablar a los pescadores acerca de convertirse en pescadores de hombres. Incluso los adolescentes que no son particularmente religiosos serán capaces de entender e identificarse con lo que estás enseñando, si abordas la lección con sencillez y relevancia.

Adquirir conocimientos de cultura adolescente

La cultura adolescente está cambiando constantemente. Eso siempre ha sido cierto, pero la era de la información ha acelerado el proceso. Si quieres que las clases bíblicas para adolescentes sean relevantes, necesitas aprovechar esto y hacer que funcione a tu favor, no en tu contra. Invierte tiempo para entender de qué se trata la cultura adolescente de hoy en día. Escucha su música, incluso si no es de tu agrado. Ve algunos de sus programas de televisión. No tienes que estar de acuerdo con el mensaje que pregonan esos medios de comunicación, pero es importante que conozcas el tipo de información con que los adolescentes están siendo bombardeados. Tanto como sea posible, incluye referencias a estos puntos de contacto culturales en tus lecciones. Señala en qué partes los valores expresados coinciden o chocan con las enseñanzas bíblicas. Debes estar preparado para el debate, y sé gentil si los adolescentes no están de acuerdo contigo.

Incorporar música y tecnología

La música siempre ha tenido una gran influencia en la cultura adolescente. Reproduce un poco de música cristiana contemporánea antes y después de la clase. La música cristiana moderna se encuentra disponible en prácticamente cualquier estilo que los adolescentes escuchan. Además, esta generación está motivada por la tecnología, y lo más probable es que te encuentres con que la mayoría de tus adolescentes tienen teléfonos inteligentes y cuentas de Facebook, Twitter y Skype. Los adolescentes de hoy tienen más probabilidades de escribir un mensaje de texto que de hablar cara a cara. Adopta esta opción y únete a Facebook, Twitter y otras redes sociales, si aún no lo has hecho, y envía mensajes a tus adolescentes a lo largo de la semana, ya sea para reforzar lo que les enseñaste en la clase o para darles avances con anticipación de lo que será el tema de la siguiente clase.

Sé el adulto

Uno de los mayores errores cometidos por los líderes juveniles y maestros de las escuelas dominicales para adolescente es tratar de entrar demasiado en la cultura adolescente. Conoce la cultura y los asuntos a los que tus adolescentes se enfrentan, pero no trates de ser un adolescente. Nada parece más tonto, sobre todo para los adolescentes de la iglesia, que un adulto esforzándose por ser "cool". Entiéndelos, pero no trates de ser ellos. Sé accesible y amigable con los adolescentes sin dejar de ser tú mismo. La mayoría de los adolescentes tienen muchos amigos adolescentes, y necesitan profesores de clases bíblicas que estén disponibles como recursos adultos, personas con sabiduría a las que puedan acercarse con preguntas o problemas.

Más galerías de fotos



Escrito por dell markey | Traducido por josé antonio palafox