Estoy haciendo ejercicio todos los días, pero no pierdo peso

La pérdida de peso se produce cuando se queman más calorías de las que consumen. Para perder una libra de grasa corporal, debes quemar 3.500 calorías más de lo que tu cuerpo necesita para mantener tu peso actual. El ejercicio es una herramienta que puede ayudar a quemar más calorías para bajar de peso, pero hay otros factores que debes tener en cuenta que pueden ser un indicio de por qué no estás perdiendo peso.

Dieta

Lo que comes todos los días juega un papel importante en si pierdes peso. Puedes estar consumiendo más calorías de las que tu cuerpo necesita. Mantén un diario de alimentos y registra todo lo consumido durante todo el día. Puedes encontrar que estás comiendo refrigerios adicionales que inhiben la pérdida de peso. Además, debes consumir alimentos de alta calidad en cinco o seis comidas pequeñas durante el día que consisten principalmente en frutas, verduras, proteínas magras, productos lácteos bajos en grasa, frutos secos y semillas. Si todavía no estás perdiendo peso, reduce el consumo de calorías de 100 a 200 calorías al día durante una semana hasta que comience la pérdida de peso.

Tejido muscular

A veces, cuando inicias un nuevo programa de ejercicios, especialmente si estás haciendo pesas, ganarás un nuevo tejido muscular. Dado que el tejido muscular es más denso que el tejido graso, es posible que observes que tus ropas están cabiendo mejor, pero el peso en la báscula no se mueve. Esto podría ser una indicación de que estás perdiendo grasa, pero el aumento de peso muscular y la báscula no cambia porque el tejido muscular pesa más que el tejido graso.

Cantidad de ejercicio

La duración del ejercicio desempeña un papel importante en la pérdida de peso. Puede hacer ejercicio todos los días, pero no con el nivel de intensidad o la duración necesaria para que tu cuerpo queme grasa para obtener energía. Aproximadamente 4 1/2 horas de ejercicio de intensidad moderada se traducen en un gasto de energía equivalente a 2.000 calorías por semana, en combinación con la reducción de la ingesta de energía, eso te ayudará a perder peso, de acuerdo con el American College of Sports Medicine. Esto equivale a unos 45 minutos, seis días a la semana de ejercicio, como caminar a paso ligero, correr, nadar o andar en bicicleta.

Aumentar intensidad

El aumento del nivel de intensidad de tus entrenamientos puede ayudarte a quemar más calorías. Una mayor proporción de calorías quemadas durante el ejercicio de baja intensidad proviene de las grasas, un 60 por ciento en comparación con aproximadamente el 35 por ciento de los programas de alta intensidad, pero el ejercicio de alta intensidad aún quema más calorías de las grasas en el análisis final, de acuerdo con el American Council on Exercise. En esencia, mediante la sustitución de un ejercicio de mayor intensidad por un ejercicio de baja intensidad, puedes quemar más calorías en el mismo lapso de tiempo, o la misma cantidad de calorías en un corto período de tiempo.

Más galerías de fotos



Escrito por heather hitchcock | Traducido por javier enrique rojahelis busto