Cómo hacerle una prueba de drogas a tu hijo adolescente en el hogar

El consumo de drogas es una preocupación común para los padres de adolescentes. Según el National Institute on Drug Abuse, un informe de 2012 mostró que el uso de marihuana y analgésicos recetados ha aumentado desde 2007. El estudio también mostró un ligero descenso en el uso de inhalantes y la cocaína. Los padres que están preocupados de que su hijo adolescente podría estar consumiendo drogas pueden probarlos con un kit de prueba de droga casera. Estos kits están disponibles en línea y en algunas farmacias. Las pruebas utilizan la orina, saliva o cabello para medir los medicamentos encontrados en el organismo de tu hijo.

Nivel de dificultad:
Moderado

Necesitarás

  • Test de orina
  • Test de saliva
  • Test de mechón de pelo

Instrucciones

    Test de orina

  1. Compra una prueba de orina de una fuente de confianza en línea o en la tienda local de drogas.

    Compra una prueba de orina de una fuente de confianza en línea o en la tienda local de drogas. Elige una prueba que puede detectar una variedad de fármacos, porque aún si sospechas del uso de un determinado medicamento, tu niño también podría estar utilizando otras sustancias. La mayoría de los análisis de orina pueden detectar marihuana, cocaína, metanfetaminas, opiáceos, anfetaminas y benzodiacepinas.

  2. Habla con tu hijo sobre el deseo de hacerle una prueba para drogas y haz que orine en un frasco estéril. Para limitar el riesgo de falsificación, un padre del mismo sexo debe observarlo al orinar en la taza.

  3. Siga las instrucciones de la prueba de drogas, que puede incluir sumergir una tira reactiva en la muestra de orina o goteo de orina en un disco de prueba.

  4. Lea las instrucciones que vienen con la prueba para determinar los resultados. La mayoría ofrecen resultados de la prueba dentro de los cinco minutos.

  5. Discute los resultados con tu hijo y determina un plan para un análisis posterior. La prueba debe realizarse al azar para eliminar el riesgo de una posible manipulación con los resultados mediante el uso de métodos de limpieza.

    Test de saliva

  1. Compra una prueba de saliva de un distribuidor de confianza en línea o en la farmacia.

  2. Las pruebas de saliva a menudo sólo son precisos en cuestión de horas o días desde el consumo de las drogas.

    Lee toda la información que se incluye con la prueba para determinar el mejor momento para poner a prueba a tu adolescente. Las pruebas de saliva a menudo sólo son precisas en cuestión de horas o días desde el consumo de las drogas. Estas tests pueden ser útiles para la prueba después de una fiesta o de una noche fuera con los amigos. La mayoría de las pruebas de saliva pueden detectar marihuana, cocaína, metanfetaminas, opiáceos, anfetaminas y benzodiacepinas.

  3. Coloca el hisopo en la boca de tu adolescente en el área indicada en las instrucciones la cantidad de tiempo prescrito. El hisopo se utiliza luego, con el kit de prueba para detectar rastros de drogas.

  4. Lee las instrucciones que vienen con la prueba para determinar los resultados. La mayoría ofrecen resultados de la prueba dentro de cinco minutos.

    Test de mechón de pelo

  1. Las pruebas de pelo pueden ver el uso habitual de drogas debido a que el residuo de la droga se almacena en los folículos del pelo por un máximo de 90 días.

    Compra un kit de prueba de cabello de una fuente en línea o en la farmacia. Los kits de pruebas de cabello son una de las pruebas de drogas más caras en el mercado, pero pueden ver el uso habitual de drogas debido a que el residuo de la droga se almacena en los folículos del pelo por un máximo de 90 días. Estas pruebas requieren que tu envíes el pelo a un laboratorio, pero se puede hacer sin que tu hijo sepa que tomaste una muestra de su cabello. La mayoría de las pruebas de hebra de cabello pueden detectar la marihuana, la cocaína, metanfetaminas, opiáceos, anfetaminas y benzodiacepinas.

  2. Remueve un mechón de pelo ya sea directamente de la cabeza de tu hijo o de un cepillo utilizado sólo por tu hijo.

  3. Envia el kit de prueba al laboratorio y espera los resultados.

  4. Discute los resultados con tu hijo y determina un plan para un análisis posterior.

Más galerías de fotos



Escrito por heather montgomery | Traducido por adrian tobon