Cómo hablarle a un niño de 3 años sobre mudarse después de un divorcio

Un aspecto difícil de poner fin a tu matrimonio es discutir el divorcio con tu hijo de 3 años de edad, según American Academy of Child and Adolescent Psychiatry. Hablar con tu hijo pequeño sobre el divorcio requiere preparación y el uso de un lenguaje apropiado comprendido por tu hijo. Explicar el divorcio requiere la cooperación entre tú y tu cónyuge y un intento razonable para dejar de lado sus diferencias por el bien de tu hijo, por lo menos durante la propia conversación.

Nivel de dificultad:
Difícil

Instrucciones

  1. Organiza un momento en que tanto tú como tu cónyuge estén disponibles para sentarse con su hijo de 3 años de edad, sin interrupciones. No esperes hasta el último minuto para hablar sobre el divorcio y sobre mudarte con tu pequeño. Un niño de 3 años de edad, necesita tiempo para procesar la información proporcionada, incluyendo la comprensión, incluso de una manera básica de lo que se entiende por divorcio y mudarse a un nuevo hogar.

  2. Usa un lenguaje simple, el mismo tipo que utilizas en tus conversaciones diarias con tu hijo. Evita el uso de cualquier tipo de terminología legal. Incluso la palabra divorcio está más allá de la comprensión básica de un 3 años de edad.

  3. Enfatiza desde el principio de la discusión con tu hijo que va a seguir viendote tanto ti como tu cónyuge todo el tiempo, a pesar de que uno de ustedes ya no viva en la misma casa. Explícale que va a tener dos lugares para vivir en el futuro.

  4. Dile a tu hijo a lo largo de la conversación que tanto tú como tu cónyuge lo quieren, que es la mejor parte de sus vidas.

  5. Mantente tranquilo y recogido al discutir la situación con tu hijo.

  6. Limita la cantidad de tiempo que dedicas a hablar del divorcio y de mudarte con tu hijo. Un niño de 3 años de edad tiene una capacidad de atención corta. Prolongar la conversación sólo hará que el niño innecesariamente se confunda y se moleste.

  7. Explícale a tu hijo que a pesar de que se está mudando a una nueva casa, todos sus juguetes y las mascotas irán junto con él.

Consejos y advertencias

  • Debido a la tensión emocional del divorcio, los padres a veces recurren a sus propios hijos para apoyo emocional, incluso a un niño muy pequeño, según American Academy of Child and Adolescent Psychiatry. Evita usar a tus hijos como una muleta durante el curso de tu divorcio.

Más galerías de fotos



Escrito por mike broemmel | Traducido por juan ignacio ceviño