Cómo hablar de problemas maritales con los hijos

Los problemas maritales pueden pasar factura a toda la familia, especialmente si los padres tienen problemas para controlar las peleas y sus reacciones a los desacuerdos. Es totalmente desaconsejable el recurrir a estrategias de respuesta de reversión de roles, buscando el apoyo de tus hijos durante un conflicto de pareja. Sin embargo, puede que necesites hablar de esos problemas con tus hijos, si es que éstos comienzan a ser demasiado serios.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Minimiza el impacto de los problemas maritales en tus hijos y evita las repercusiones a largo plazo, recomienda la psicóloga Suzanne Phillips, en el sitio web PBS.org. Evita afectar negativamente a tus hijos con problemas maritales teniendo desacuerdos y discusiones en lugares y momentos en que tus hijos puedan escucharlos.

  2. Acepta la realidad sobre la existencia de un pleito recurrente si es que tu hijo te pregunta sobre él. Si los niños escuchar una discusión o desacuerdo entre tu pareja y tú, tranquilízalos diciéndoles que ustedes han tenido un desacuerdo, pero que éste no los involucra a ellos.

  3. Creen un plan para exponer los asuntos de separación o divorcio, si es necesario. Habla con tu pareja acerca de cómo van a explicar la situación. Mantén la explicación simple, pero honesta —"Mami y Papi han estado teniendo problemas para llevarse bien, así que vamos a dejar de estar casados".

  4. Explica la seriedad de los problemas maritales a tus hijos si es que dichos problemas son lo suficientemente serios para afectar a la familia completa, como en el caso de separación o divorcio. Siéntense los dos con sus hijos y explíquenles que se van a separar o divorciar. Deja claro a los niños que los problemas no fueron causados por ellos y que los dos los aman todavía y continuarán siendo sus padres por siempre, solo que de manera separada en lugar de juntos, aconseja el sitio web de la Extensión Cooperativa de la Universidad del Estado de Iowa.

  5. Pregunta a tus hijos si tienen preguntas o preocupaciones que desean externar. Escucha sus pensamientos, sentimientos y preguntas. Responde a esas preguntas de manera honesta y asegúrale a tus hijos que los ayudarás a ajustarse a cualquier cambio que se pueda presentar.

  6. Mantén tanta continuidad y seguridad como sea posible para tus hijos si los arreglos de situación de vida cambiará debido a los problemas maritales. No permitas que tus niños escuchen o sean testigos de una discusión entre tu pareja y tú. Resiste la tentación de hablar de manera negativa de tu pareja enfrente de tus hijos, aconseja las psicóloga Frances P. Glascoe, de la Academia de Pediatría de los Estados Unidos. Esfuércense para mantener las agendas y rutinas diarias de sus hijos con el menor número de cambios como sea posible.

Consejos y advertencias

  • Si tus problemas maritales no son lo suficientemente serios para pensar en la separación o el divorcio, esfuércense por dejar a los hijos al margen de los problemas y evita tener que llegar a una conversación familiar.
  • Los problemas maritales pueden crear una situación de crisis para los niños debido a la dependencia de los mismos a sus padres. Las crisis de este tipo a menudo causan ansiedad negativa en los niños.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por reyes valdes