¿Cómo hablar con los hijos acerca de la abstinencia?

De acuerdo con los Centers for Disease Control and Prevention, los Estados Unidos tienen tasas significativamente mayores de embarazos adolescentes, nacimientos, abortos y enfermedades de transmisión sexual (ETS) que cualquier otra nación desarrollada en el mundo occidental. Para evitar que tus hijos formen parte de las estadísticas, es crucial educarlos acerca de la abstinencia y el sexo seguro. Cuando les brindas a tus hijos información exacta sobre el sexo, estarán mejor equipados para tomar las decisiones correctas.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Entra en el mundo de tus hijos. Aprende qué mensajes están recibiendo de los medios acerca del sexo. Observa los programas de TV, visita los sitios web y escucha la música que le gusta a su generación. Saber a qué se enfrentan te ayudará a relacionarte con sus preguntas y preocupaciones. Por ejemplo, si un personaje de un programa popular de TV pierde su virginidad, hablar sobre el programa puede llevar a una charla sobre sexo y abstinencia.

  2. Explica a tus hijos que la abstinencia es el único método efectivo para prevenir el embarazo y las enfermedades de transmisión sexual. Infórmate a ti mismo acerca de estadísticas exactas sobre embarazo adolescente y ETS a partir de una fuente confiable e imparcial como los Centers for Disease Control and Prevention o la American Sexual Health Association. Dile a tus hijos exactamente qué es lo que están previniendo al decidir abstenerse del sexo, y usa la oportunidad para educarlos acerca de ETS específicas.

  3. Habla sobre las razones por las que las personas escogen tener sexo y las razones por las que deciden permanecer en abstinencia. Es posible que tus hijos tengan amigos que han tenido sexo y lo lamentaron; por otro lado, es probable que también tengan amigos que han tenido sexo y lo disfrutaron. Reconoce que ambos resultados son posibles y discute qué es lo que hace la diferencia, es decir, tener una pareja cariñosa y respetuosa. Dile a tus hijos que abstenerse de tener sexo hasta que estén listos no sólo protege su salud física, sino también su salud emocional.

  4. Discute el control natal y el sexo seguro a un nivel de profundidad adecuado a su edad, dándoles tanta información sobre protección como de abstinencia. Aunque tal vez temas que al darles información sobre control natal los motivarás a tener sexo, la Penn Graduate School of Education señala que la educación exclusivamente enfocada en la abstinencia no aumenta ni disminuye la edad en que los hijos se vuelven sexualmente activos. En otras palabras, ellos van a tener sexo cuando estén listos para ello, así que lo mejor es equiparlos para tomar decisiones inteligentes.

  5. Escucha las preocupaciones de tus hijos sin juzgarlos, y proporciona respuestas acertadas a sus preguntas. Decirle a tus hijos que esperas que permanezcan en abstinencia y fin de la discusión, los perjudica a ambos. No sólo te niega la oportunidad de una conexión y comprensión real, sino que puede hacer que dejen de tomar en cuenta tu opinión. Si tus hijos aprenden pronto que pueden recurrir a ti para obtener respuestas honestas sin vergüenza o sermones, es más probable que recurran a ti cuando estén considerando volverse sexualmente activos.

  6. Dile a tu hijo que no estarás decepcionado siempre y cuando él tome decisiones informadas acerca del sexo. Tal vez no te guste la idea de que se vuelva sexualmente activo, pero es algo que eventualmente sucederá. Esperar hasta el matrimonio puede ser realista para algunos jóvenes, pero para otros no. Aunque está bien decirle a tus hijos que prefieres que se mantengan en abstinencia, lo más importante es enfatizar la responsabilidad personal y el respeto por sí mismos y los demás, en todas las áreas de su vida, no sólo en el sexo.

Más galerías de fotos



Escrito por s.r. becker | Traducido por alejandro cardiel