Cómo hablar con tu hijo sobre el tabaco, el alcohol y las drogas

Por mucho que desees mantener a tu hijo inocente de las influencias dañinas del mundo, la realidad se puede interponer antes de lo que piensas. El Wishard Hospital aconseja a los padres que un niño tan pequeño como de 5 años puede estar listo para escuchar información importante sobre el tabaco, el alcohol y las drogas. Cuanto más abierto y comunicativo eres con tu hijo, más probablemente tendrás éxito en crear un apoyo y alentarás la relación entre tú y él.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. El sitio web HealthFinder.gov recomienda que abordes el tema para averiguar qué sabe tu hijo sobre el hábito de fumar, beber y usar drogas. Puedes utilizar un "momento educable" para comenzar una conversación (una publicidad sobre cerveza o quizás ver a alguien fumar un cigarrillo). Haz algunas preguntas abiertas para comenzar la conversación como "¿Qué está vendiendo la publicidad?" o "¿Qué piensas sobre los cigarrillos?".

  2. Ofrécele a tu hijo algunos datos sobre el tabaco, el alcohol y las drogas. Una visión básica del tabaco puede incluir el hecho de que la nicotina es adictiva y fumar cigarrillos puede dañar tu salud. Una visión básica de utilizar alcohol podría incluir el hecho de que la cerveza, el vino o el licor pueden alterar el juicio y causar accidentes. Las drogas incluidas las de venta libre, las recetadas y las ilegales. Dile a tu hijo que cualquier tipo de droga puede ser potencialmente letal si no se la utiliza de forma segura. Las drogas ilegales tienen incluso más riesgos por su naturaleza adictiva.

  3. Invita a que tu hijo haga preguntas para darle la oportunidad para buscar información específica. Ofrece respuestas claras y completas. Dile a tu hijo que siempre estarás disponible para escuchar o responder cualquier pregunta que tenga sobre drogas, alcohol o tabaco.

  4. Comparte tus opiniones y valores sobre el alcohol, las drogas y el tabaco. Podrías decir "Como estas actividades tienen un gran riesgo y como eres muy joven para participar en cualquiera de estas actividades legalmente, están absolutamente fuera de los límites". Crea consecuencias claras para tu hijo si rompe las reglas utilizando estas sustancias y comunícale tus consecuencias.

  5. Conversa sobre la presión de sus pares para preparar a tu hijo para los posibles desafíos. Habla sobre la importancia de los buenos amigos que se apoyan entre sí y no presionan para involucrarse en actividades peligrosas o equivocadas. Adviértele a tu hijo que puede alentar a sus pares a tratar de hablar con él al tomar decisiones peligrosas sobre el uso de tabaco, alcohol y drogas. El sitio web sugiere que uses los escenarios de juego de roles con tu hijo donde tomas un turno y juegas como un par negativo y respuestas positivas que se resiste a la presión de los pares.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por aldana avale