Hablar con adolescentes sobre el perdón

El perdón no es un tema fácil de discutir con los adolescentes, especialmente si tu familia ha tenido que hacer frente a circunstancias que inducen la ira. Divorcio, relaciones dañadas y abuso de sustancias pueden hacer que sea difícil de abordar el perdón. Ya sea que tu familia haya experimentado una multitud de sentimientos hirientes o hayan tenido una cantidad mínima de disensiones, una conversación honesta sobre el perdón puede abrir puertas saludables de comunicación.

Ejemplo personal

Incorpora ejemplos personales en tu conversación sobre el perdón. Tu hijo adolescente necesita saber que ha cometido errores y ha necesitado pedir perdón. Él también tiene que entender que has tomado la decisión de perdonar a aquellos que te han herido. Los ejemplos personales hacen que la discusión sea más auténtica y sincera, para que tu hijo adolescente se de cuenta de que el pedir perdón y perdonar a los demás es una parte natural de la vida. Según el sitio web Next Generation Parenting, los adolescentes que no perdonan a menudo experimentan una vida que está contaminada con "una mezcla venenosa de ira, resentimiento y amargura". No aprender los principios del perdón siendo adolescente puede resultar en cicatrices emocionales, lo que hará difícil vivir una vida completa y feliz como un adulto.

Ejemplo práctico

Selecciona una lección objetiva para que sea más fácil ilustrar el concepto de perdón. Next Generation Parenting recomienda llenar una mochila con grandes rocas. Pídele a tu hijo adolescente que lleve la bolsa moderadamente pesada durante unos minutos, durante la realización de sus actividades normales de la casa. Discute cómo las rocas simbolizan el peso que traen el rencor, el resentimiento y la negación a perdonar a los que le han herido. También se puede usar una cadena pesada o ropa pesada, como botas con punta de acero y una chaqueta de invierno pesada para ilustrar el mismo punto. La carga de llevar alrededor el resentimiento hace daño a la persona que no puede dejar de lado la ofensa. La incapacidad de perdonar puede realizar todas las actividades diarias de la vida más estresantes y difíciles de lograr.

Material religioso

Complementa tu discusión sobre el perdón con materiales religiosos. La Biblia, folletos religiosos y espirituales o libros de autoayuda, tienen historias que ilustran los principios del perdón. Enseñarle a tu hijo sobre el perdón podría causar que tu hijo se evada, así que asegúrate de que es una conversación de dos vías. Puedes preguntarle a tu hijo, "¿Por qué crees que es tan difícil para nosotros perdonar?" O: "A pesar de que no es fácil, ¿cómo te sientes cuando perdonas a alguien?".

Práctica diaria

El perdón es un problema frecuente. Cuanto más decide perdonar tu hijo adolescente, más fácil se hace con cada nueva infracción. De la misma manera, animar a tu adolescente a pedir disculpas cuando él hirió a alguien, le ayudará a aprender a buscar el perdón y reconciliarse con regularidad. Modela el perdón mediante la práctica de estos principios. Tu hijo se dará cuenta de su comportamiento. Según un artículo publicado en "Psychology Today", hacer del perdón una práctica cotidiana resulta en una vida más feliz.

Más galerías de fotos



Escrito por kristine tucker | Traducido por maría dolores meade