Cómo hablar con los adolescentes sobre la escuela y las calificaciones

Cuando las calificaciones de tu hijo están cayendo en la escuela, preguntarle sobre el cambio puede parecer un ataque y ocasionar que evite la situación. Si necesitas abrir un diálogo y hablar con los jóvenes sobre la escuela y las calificaciones, hazlo a su tiempo y en su forma. No puedes forzar a tu hijo a hablar sobre las calificaciones. Vé despacio, sé informal y ofrécele tu apoyo como socio para obtener las mejores calificaciones posibles.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Espera el momento adecuado para abordar el tema. Sorprender a tu hijo adolescente hablando con él en una discusión formal, repasando cada calificación en la boleta y regañarlo por los resultados parece más un ataque planeado y puedes hacer que se moleste. En vez de eso, espera un momento informal - cenando, sentado en el coche o viendo un programa de televisión- para abordar el tema del cambio en las calificaciones. Evita regañarlo o señalarlo, incluso si estás furioso con los últimos informes de la escuela. Mantener la calma ayudará a que tu adolescente se abra contigo. ABC News sugiere que los niños que cenan con sus familias y hablan de temas como la escuela y las calificaciones en realidad les va mejor en la escuela en general.

  2. Habla sobre los cambios más evidentes en primer lugar, recomienda 4TroubledTeens.com. Menciona la baja de calificaciones o la falta de actividades extracurriculares, y dale a tu adolescente el tiempo que necesite para explicar su versión de los hechos. Recuérdale que tiene que asumir la responsabilidad de sus propias acciones, y si culpa a un maestro o directivo, dirígelo a la responsabilidad preguntándole lo que podría haber hecho de otra manera.

  3. Trabaja para encontrar una solución en conjunto para hacer de la escuela una experiencia más positiva. Habla sobre como organizar el tiempo para hacer la tarea, pide a los profesores de las asignaturas créditos extra y organiza el día de tu hijo adecuadamente para que pueda adaptarse a todas sus actividades extracurriculares y al mismo tiempo tener éxito en la escuela.

  4. Conviértete en socio del trabajo escolar de tu hijo invirtiendo tiempo e interés en sus calificaciones. Tienes que estar disponible para ayudar con la tarea, u ofrecer llevarlo a la biblioteca o al museo.

  5. Ofrece incentivos y castigos para mantener el trabajo escolar y las calificaciones como una prioridad. Por ejemplo, Don y Tanyeil General hicieron que su hijo, Trenton, estuviera de pie en una esquina con una pantalla con sus malas notas para que el mundo lo viera, según informa el New York Times. Si bien es posible que no seas tan drástico en tus castigos, la eliminación de privilegios puede ayudar a destacar la importancia de la escuela con tu hijo adolescente.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por esteban arenas