Cómo hablar con los adolescentes sobre los condones

Es difícil para muchos padres hablar con sus hijos adolescentes acerca de los condones. Sabes que mantener a tu hijo seguro, saludable y libre de enfermedades es una prioridad para él y para ti. No quieres asumir que los adolescentes saben dónde conseguir condones o que el consejo que sus amigos les dan es exacto. Esto puede llevar a prácticas inseguras que pueden causar una enfermedad o un embarazo no planeado.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Elige tu tiempo sabiamente. Sacar a relucir el uso del condón es a menudo una conversación que provoca ansiedad. Espera hasta que tu adolescente y tú estén en calma. Mantener una línea abierta de comunicación acerca de los acontecimientos cotidianos de la vida de tu hijo puede hacer que sea más fácil hablar de asuntos más importantes, como el sexo más seguro, de acuerdo con Planned Parenthood. Recopila la información necesaria, ya sea de tu médico, de sitios web o de materiales de lectura. Ten en cuenta lo que quieres decir y practica para que evites aparentar estar dando una conferencia. Puedes encontrar una lista completa de métodos anticonceptivos aprobados por la FDA en el sitio web del U.S. Department of Health and Human Services, Office of Adolescent Health. Los detalles sobre estos métodos anticonceptivos incluyen cómo funcionan y su nivel de eficacia.

  2. Invita a tu hijo a hablar contigo en privado. Pídele almorzar juntos o ir a tu guarida para que puedas hablar con él, lejos del resto de la familia. O bien, puedes hablar con él, mientras están solos en el coche. Comparte tus sentimientos acerca de la actividad sexual. Por ejemplo, puedes decirle que prefieres que se abstenga de tener relaciones sexuales hasta que sea más maduro, pero que si decide tener relaciones sexuales, es importante usar un condón. Por otro lado, no asumas que tu hija puede depender de que su pareja suministre los condones. Prepárala de la misma manera en que prepararías a tu hijo; anímala a esperar, pero si decide hacerlo, debes insistir en que su pareja use un condón. Tu hija adolescente también debe tener un suministro de condones o debe saber dónde puede obtenerlos.

  3. Explica a tu hijo las razones por las que debe usar un condón. Estas razones incluyen la enfermedad y la prevención del embarazo. Las tasas de embarazo entre los adolescentes son más altas en EE.UU. que en otros países porque los adolescentes son menos propensos a usar anticonceptivos como condones, de acuerdo al U.S. Dept. of Health and Human Services. Muéstrale a tu hijo cómo usar un condón y hazle saber dónde almacenar los condones. Dile exactamente dónde puede conseguir condones. Si se siente cómodo, puedes proporcionarle un suministro. Las tiendas de comestibles, las farmacias y las clínicas de planificación familiar son ejemplos de lugares donde se puede comprar condones o conseguir un suministro gratuito de preservativos. Permite que tu hijo exprese sus pensamientos y sentimientos. Responde a cualquier pregunta que pueda tener y, si no tienes las respuestas, hazle saber que vas a buscar una fuente externa para darle respuestas.

Más galerías de fotos



Escrito por karen kleinschmidt | Traducido por maría j. caballero