Hábitos y rutinas para padres con ADD

El ADD puede afectar a la dinámica familiar.

Algunos adultos están descubriendo que los síntomas con los que han luchado siendo niños, y a los que continúan haciendo frente como adultos, tiene un nombre, a saber: Trastorno por Déficit de Atención o ADD. Las personas con ADD mostrarán diversos grados de distracción, desorganización, dificultad para seguir instrucciones y completar las tareas a tiempo. Estos problemas pueden afectar a sus relaciones personales, carreras profesionales, estudios académicos e interacciones sociales, incluyendo la dinámica familiar. Es importante para madres y padres, en su rol de modelo y de cuidadores para sus niños, poder manejar su condición con hábitos y rutinas saludables. Los adultos que sospechen que tienen ADD deben ver a un médico al que puedan realizar preguntas, que pueda llevar una historia clínica, y del cual puedan obtener un diagnóstico y para discutir las opciones de tratamiento.

Nadie sabe qué causa el ADD, pero la herencia, la genética y el desequilibrio químico son, probablemente, los factores que lo originan. Considerar algunos cambios en la dieta puede ayudar a contener a los desencadenantes físicos que lo producen y que pueden incluir alergias a los alimentos, el crecimiento excesivo de levadura y falta de nutrición. Romper el hábito de abusar de los antibióticos, si este existe, también puede colaborar para controlar los síntomas. En una consulta, un médico de atención primaria va a considerar un dieta diaria para el paciente y rutinas de medicación para saber cómo pueden estar afectando al desorden.

Investigar es encontrar las deficiencias nutricionales de ácidos grasos y aminoácidos que pueden afectar a la capacidad de atención de una persona. Los ácidos grasos son esenciales para la salud del sistema nervioso, ya que también influyen en el desarrollo del cerebro y de las conexiones neuronales entre las diferentes áreas del cerebro. La dieta estadounidense típica suministra la familia de ácidos grasos Omega 6 que se encuentran en el maíz, girasol, canola y aceite de cártamo, margarina, aceite vegetal y grasa vegetal. La mayoría de las dietas, sin embargo, carecen de los ácidos grasos omega 3 que se encuentran en el salmón, la caballa y las sardinas. Tomar un suplemento de alimento o vitamina puede ayudar a los padres con ADD y sus hijos a aliviar esta deficiencia.

El ejercicio regular y vigoroso puede beneficiar a los padres con ADD física y mentalmente. El ejercicio diario puede tranquilizar la mente y liberar energía de una manera positiva, promoviendo la inmediata circulación de las hormonas dopamina y norepinefrina, que actuarán retrasando las conductas impulsivas y darles a los padres el tiempo necesario para evaluar las opciones y consecuencias. El ejercicio rutinario también eleva el estado de ánimo y disminuye la tensión muscular resistiendo dos de los potenciales efectos del ADD.

La organización es el mayor desafío para los adultos con ADD. Es especialmente importante para las madres y los padres ocupados estructurar sus días para que sean productivos. Lugares específicos en el hogar deben ser designados para guardar las llaves, facturas y otras cosas importantes que se podrían perder o traspapelar. Este hábito práctico aborda los síntomas de ADD y enseña a los niños a organizar sus pertenencias también.

Hacer planes diariamente ayuda a la gente con ADD a centrarse en una cosa a la vez. Los padres con ADD pueden completar sus tareas necesarias de cada día priorizándolas desde las más importantes a las menos importantes. Los proyectos complejos deben ser divididos en pasos en forma de una lista y tachados cuando estén terminados. Tener una libreta de notas o un teléfono inteligente permite a los padres escribir cambios en la agenda o pensamientos que vienen y van demasiado rápido como para recordarlos. Programar una alarma en un teléfono o en un reloj también puede recordar a los padres de las citas, reuniones o juegos de la Liga de los pequeños.

No hay cura para el ADD, pero hay varias opciones para controlar los síntomas, incluyendo la medicación. Aprender formas de adaptarse y atajar los posibles problemas causados ​​por los síntomas ayudará a los padres con ADD a lograr cualquier meta que se propongan.

Foto: Jupiterimages/Creatas/Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por gina heyen, lcmft
Traducido por valeria b. rivas