Hábitos para comer sano y ejectitarse

Seguir una rutina constante de ejercicio y una dieta balanceada y variada son las dos mejores cosas que puedes hacer para mejorar y mantener tu salud. Si estás tratando de perder peso o aminorar los riesgos de enfermedades, estos dos hábitos combinados son más efectivos que cualquier dieta rápida o suplemento nutricional. Hay un número de razones por la cual los psicólogos han alabado estos beneficios por tantos años.

Beneficios

Ejercitarse regularmente disminuye la presión sanguínea y reduce los riesgos de muchas enfermedades, incluyendo la osteoporosis, diabetes, enfermedades del corazón, y algunos tipos de cáncer, según el U.S. National Institutes of Health. También puede aliviar síntomas de problemas de salud existentes y levantar la salud mental y física en general. Algunos ejercicios, particularmente las rutinas aeróbicas, incrementan los niveles de energía diarios y el entrenamiento de pesas puede ayudar a mejorar la postura y el metabolismo así como aumentar la resistencia.

Guías

El gobierno estadounidense y las clínicas privadas han lanzado una serie de guías públicas para ayudar a la gente a tomar mejores decisiones para mejorar su salud. Para una dieta sana, el U.S. Department of Agriculture's Food guide Pyramid sugiere minimizar la ingestión de grasas y azúcares y balancear las porciones diarias de granos con vegetales, frutas, productos lácteos y proteínas magras. El siguiente desglose tiene que ver con el tipo de comidas que hay que comer de cada grupo. Se recomienda que el 45 a 65 por ciento de tus calorías diarias vengan de carbohidratos, por ejemplo, y que la mayoría de estos carbohidratos sean complejos y vengan de granos enteros, frijoles o fruta. También se recomienda un mínimo de 30 minutos de actividad física diaria para todos los adultos saludables y los niños. Esta actividad puede ser simplemente caminar o trabajar en el patio o tan complejo como entrenar para un triatlón o un programa de ejercicios en intervalos.

Rutina

Incorporar una dieta saludable y ejercicio a la rutina diaria aumentan la regularidad y es crucial para un estilo de vida saludable. Una manera de establecer tu rutina con la dieta es mantener una bitácora de comida. El U.S. Department of Health and Human Services sugiere que la gente mantenga un diario de lo que comen, cuándo comen y cómo se sienten al momento. Con ejercicio, repetir rutinas de ejercicio familiares y siempre ejercitarse con la misma pareja puede ayudar a aumentar la regularidad y mejorar los resultados en la ejecución.

Flexibilidad

Así como una rutina es importante para los resultados saludables, la flexibilidad también es clave. Tu cuerpo disfrutará de más beneficios saludables y tendrá una mejor rutina de ejercicio si tratas de trabajar todos tus músculos en lugar de enfocarte en el mismo grupo cada vez que te ejercitas. Intenta nuevas rutinas de ejercicio y ejercicios nuevos regularmente. Con una dieta saludable, prueba nuevas comidas cuando puedas. Experimenta cocinando nuevas recetas saludables y come refrigerios interesantes para que rompas tu rutina de comida y deja que entren nuevos nutrientes a tu cuerpo.

Consideraciones

Si ya llevas un estilo de vida relativamente sano, continúa llevándolo y esfuérzate por ser constante. Si quieres mejorar, haz cambios graduales. Intenta ajustar una parte de tu dieta cada semana o caminar por 15 minutos al día para empezar. Conforme pase el tiempo, tu salud mejorará con una dieta balanceada y una buena actividad física.

Más galerías de fotos



Escrito por carly schuna | Traducido por monica del valle