Hábitos de alimentación saludables para jugadoras de voleibol

Junto con un entrenamiento disciplinado y riguroso, comer alimentos integrales reales es de suma importancia para los jugadores de voleibol, si deseas alcanzar tu potencial. Los hábitos alimentarios saludables para las mujeres jugadoras de voleibol no son diferentes a las estrategias de alimentación de las mujeres atletas en otros deportes exigentes. Ten en mente que si fallas en planear tus comidas, podrías "planear para fracasar" en comer saludablemente.

Come para obtener energía prolongada

La energía disponible que tiene tu cuerpo para quemar durante el ejercicio viene de los alimentos que consumes. Como una jugadora de voleibol, necesitarás consumir grandes cantidades de calorías para mantener la demanda de energía. Es importante comer cantidades adecuadas de proteínas y carbohidratos, especialmente; los carbohidratos proporcionan energía para los esfuerzos de ejercicio y las proteínas construyen músculos y reparan los tejidos del cuerpo. Los alimentos nutricionalmente densos como las carnes magras, las verduras, semillas y nueces te darán el combustible que necesitas para un buen desempeño.

Evita los alimentos procesados

Si vas a desarrollar un hábito saludable como jugadora de voleibol, este debería ser minimizar o eliminar los alimentos procesados de tu dieta. Los carbohidratos refinados como los panes blancos o refinados, carnes procesadas y refrescos, deberían todos estar en la lista de alimentos "malos". Cambia estos alimentos por granos integrales, carnes locales y orgánicas y kombucha (té fermentado que ayuda a la digestión). Si comes alimentos pobres desde el punto de vista nutricional, esto impactará tu rendimiento y vitalidad en la cancha. "Qué como puede tener un gran impacto en cómo me siento y cuánta energía tengo", dice la jugadora profesional de voleibol Rachel Wacholer-Scott en la revista "Fitness".

Ten rituales diarios

Prepárate para tener éxito en la meta de comer saludablemente implementado rituales que sigas diariamente. En otras palabras, ten una rutina similar en la mañana que precede a tu primer entrenamiento. Por ejemplo, haz una taza de café y un sustanciosa tortilla de huevo con muchos vegetales frescos y cómete un plátano. Esto te ayuda a ajustar un poco lo que comes diariamente para no aburrirte. Comer a primera hora de la mañana es un gran hábito, porque esto aumenta tu metabolismo y le proporciona a tu cuerpo el combustible que necesitas para tus entrenamientos de voleibol.

Come bien en los restaurantes

Comer en restaurantes presentará un gran reto a la hora de hacer elecciones saludables. De acuerdo con el sitio Choose My Plate, es de gran ayuda comenzar con una gran ensalada porque te hace sentir satisfecho pronto. Aprende cómo hacer intercambios saludables como el arroz integral en lugar del arroz blanco; incluye opciones vegetarianas cuando estén disponibles y siempre prefiere agua como bebida. Muchas cadenas de restaurantes tienen opciones saludables que incluyen vegetales, proteína magra y granos integrales. Incluso puedes encontrar opciones viables en restaurantes de comida rápida cuando sea necesario.

Más galerías de fotos



Escrito por jesica salyer | Traducido por karly silva