Habilidades de organización para adolescentes

En lugar de olvidar la tarea sobre la mesa de la cocina o luchar para terminar un trabajo en una habitación desordenada, los adolescentes pueden organizar sus vidas y espacios. Los padres pueden ayudar a través de la guía y ser buenos modelos. Establecer patrones organizativos hace que la vida sea más tranquila para los niños, padres y maestros. Los adolescentes llevan vidas ocupadas y están a punto de unirse a la fuerza de trabajo o asistir a la universidad, lo que hace que estas habilidades organizativas sean vitales. La clave para formar habilidades de organización para adolescentes es formar sistemas prácticos y continuar con ellos hasta que las habilidades sean hábitos. Trabaja con tus adolescentes e incorpora sus metas organizativas en la vida familiar y en sus aspectos individuales.

Administración de tiempo

Administrar el tiempo enseña a los adolescentes a equilibrar la escuela, el trabajo, las actividades de voluntariado y otras responsabilidades de su vida. Usa una aplicación de calendario que permita tener diferentes usuarios y entradas superpuestas. Cuelga un calendario sobre el que pueda escribirse en la sala familiar o coloca un calendario de escritorio cerca de la computadora familiar. Tanto los calendarios electrónicos como los de papel te permiten usar opciones para codificar por color. Como modelo, registra las citas y planea con anticipación para grandes proyectos como familia. Revisa de manera rutinaria los calendarios, quizá antes de que todos salgan por la mañana. Proporciónale al adolescente retroalimentación constructiva y recuérdale actualizar su calendario.

Estudiar en casa

Debido a que los adolescentes pasan tiempo estudiando en casa, establece un área tranquila libre de distracciones, como recomienda StudyGuide.com. Proporciónale a los adolescentes herramientas para organizarse, como clip y banderillas para lecturas. Mantén lápices afilados y papel adicional a la mano. Dale la responsabilidad de almacenar estos artículos a tu adolescente para transmitirle la propiedad de su espacio organizado.

Trabajo escolar

El trabajo escolar organizado lleva a mejores calificaciones y mayor confianza en clase. Desarrolla un sistema para cada curso y para el área de casilleros. Usa una carpeta de argollas y divisores para las clases con mucho papel. Usa carpetas para otras clases. Codifica por colores los materiales por períodos de clase o alternando días con los horarios. Consigue un estante para tu casillero para mantener los libros y otros materiales derechos. Coloca canastas magnéticas en la puerta para tarjetas de notas, lápices o clip.

Vida familiar

Cuando toda la familia tenga objetivos para mantenerse organizada, los adolescentes seguirán la estructura. Establece objetivos apropiados para los miembros de la familia. Los objetivos de un adolescente pueden incluir lavar la ropa en cierto día o lavar el auto los sábados por la mañana. Sigue las reglas familiares, como cenar juntos sin ninguna interferencia de dispositivos electrónicos. Establece rutinas, como una noche de juegos familiar o una caminata los sábados por la tarde. Esto proporciona una atmósfera de estructura al igual que un modelo parental. Fomenta la propiedad para desarrollar las habilidades organizativas discutiendo los objetivos de organización, pero haciendo que tu hijo adolescente realice el proceso.

Más galerías de fotos



Escrito por lauralee moss | Traducido por alejandro moreno