Habilidades motoras gruesas y finas en los niños

Las habilidades motoras se dan en el cerebro, sistema nervioso y músculos que trabajan juntos para crear movimiento. Tu hijo desarrollará habilidades motoras gruesas y finas mediante actividades dirigidas y periodos de juego libre e independiente. Sus habilidades motoras gruesas se desarrollarán más rápido que las finas, lo que implica más concentración. Aunque cada niño es diferente, hay ciertos hitos que se alcanzan a determinadas edades. Si estás preocupado por el desarrollo de tu hijo, pide orientación a tu médico.

Habilidades motoras

Las habilidades motoras finas implican movimientos pequeños y requieren la coordinación ojo-mano. Ejemplos de estas habilidades incluyendo recoger cosas con los dedos, hacer rompecabezas y usar herramientas o instrumentos. Las habilidades motoras gruesas son aquellas en las que se usa todo el cuerpo para hacer movimientos grandes, como correr, brincar, cachar, arrojar y patear. Los niños pequeños necesitan concentración y tiempo para aprender estas habilidades, especialmente las gruesas que requieren equilibrio. Tu hijo eventualmente será más coordinado para desarrollar una habilidad motora gruesa a la vez, como brincar hacia atrás.

Del nacimiento a los 12 meses

Las habilidades motoras se desarrollan rápidamente en el primer año de vida del niño. Cuando nace, no puede hacer más que yacer en su cama. Dentro de pocos meses, podrá sentarse sin ayuda y rodarse. También comenzará a gatear alrededor de los 7 meses. Usará sus habilidades motoras gruesas para recoger cosas y desarrollará la prensión fina, que le permitirá recoger objetos pequeños como cereal, utilizando su índice y pulgar. De acuerdo con Medline Plus, puede pararse solo a los 12 meses.

De los 12 a los 18 meses

Tu hijo comenzará a caminar entre los 12 y los 15 meses. Esta habilidad motora gruesa tomará cierto tiempo para perfeccionarse, pero su coordinación mejorará continuamente. Medline Plus dice que será capaz de usar habilidades motoras finas para construir una torre de bloques cerca de los 15 meses, y garabatear en un papel entre los 15 y 18 meses. De los 16 a los 18 meses, será capaz de caminar hacia atrás y subir escalones con ayuda.

De los 18 meses a los 2 años

Un niño de entre 18 y 24 meses de edad será capaz de arrojar y patear una pelota. Puede no ser atinado, pero esta habilidad motora gruesa mejorará con el tiempo. Será capaz de saltar en su lugar cuando tenga 2 años. Sus habilidades motoras finas están mejorando también y será capaz de alimentarse solo con una cuchara y usar un vaso para beber. Otras habilidades motoras finas a la edad de 2 años incluyen apilar, usar rompecabezas y lavar sus manos. También podrá usar el pomo de la puerta, sostener un crayón y trazar una línea horizontal.

Tres y más años

A la edad de tres años, las habilidades motoras gruesas del niño se habrán desarrollado hasta incluir pararse en un solo pie y andar en triciclo. También podrá vestirse y desvestirse solo. Sus habilidades motoras finas incluirán alimentarse solo, hacer rompecabezas grandes, derramar líquidos, lavarse los dientes, dibujar formas y doblar papel. Será capaz de usar tijeras para niños, y hacer letras. Sus habilidades motoras gruesas y finas continuarán mejorando y se hará más hábil conforme crezca.

Más galerías de fotos



Escrito por rose welton | Traducido por esteban arenas