Habilidades en críquet

El críquet requiere una variedad de habilidades que se utilizan comúnmente en una serie de deportes. La coordinación de la mano con el ojo, lanzar o atrapar una pelota, el equilibrio y concentración intensa a largo plazo son sólo unas pocas habilidades. A través de la práctica constante y mediante la aplicación de estos conocimientos a los elementos de críquet, como un bateador mira el balón en todo momento, podrás ver una gran mejora en tu juego.

Habilidades de bateo

Bob Woolmer, el exentrenador del equipo de críquet de Sudáfrica, escribió en "The Art and Science of Cricket" que el bateo tiene cinco principios básicos: "Mirar la pelota, mantener la cabeza quieta en el lanzamiento de la pelota, juzgar la longitud con precisión, permitir que tus manos se dirijan al cuerpo y los pies en la posición correcta y seleccionar el tiro correcto". Tu agarre sobre el bate debe sentirse natural, utilizando la misma tensión que cuando tomas el bate del suelo. Trata de relajarte en el pliegue, ya que cualquier tensión restringirá tu movimiento y tendrá un impacto negativo en tu técnica. Levanta el bate mientras el tiro se aproxima, mantén la cabeza quieta, céntrate en la bola y comprométete plenamente con el tiro que selecciones.

Habilidades de rodar

Tanto si eres un jugador de bolos rápido, jugador de bolos de ritmo medio que balancea la bola en el aire, o un jugador de bolos que gira la bola para que se mueva dramáticamente fuera de la cancha, el juego de bolos tiene una base de conocimientos que cada jugador debe aprender. Woolmer escribió que al centrarte en "el impulso, el equilibrio y el momento" en el contexto de los preparativos, la puesta a punto, el desenrollo, la entrega y el seguimiento del tiro medio, los jugadores de bolos se volverán consistentes, precisos y, sobre todo, dar en el blanco. Los jugadores de bolos deben comenzar lentamente y ganar velocidad y tiempo a medida que avanzan de cara a la puesta a punto. Apunta tu brazo izquierdo, si eres un jugador de bolos derecho, en la dirección que quieras que el balón toque el suelo. A medida que tu acción comience a desarrollarse, el brazo de lanzar iniciará una rotación de 360 ​​grados. Fija tus ojos en la meta y pon tu pie izquierdo en el pliegue que hará estallar para comenzar la entrega. Tu impulso, naturalmente, llevará al brazo a soltar la pelota. Siempre completa tu seguimiento continuando hasta que naturalmente comiences a detenerte. No pares rápidamente o aumentarás el riesgo de lesiones.

Habilidades de captura

Atrapar requiere cinco habilidades básicas: excelentes reflejos para conseguir la pelota, una buena coordinación de ojo y mano, anticipación y estado de alerta para reaccionar a la bola rápida, y la cabeza elevada para mantener la técnica junta. Cuando la pelota venga hacia ti, trata de usar las dos manos, quedarte quieto y mantener el ojo en la pelota. Apunta los dedos alejados del cuerpo para crear una gran área de superficie al abrir bien a lo ancho los dedos. Cuando el balón entre en las manos, trata de amortiguar la pelota moviendo las manos hacia ti. Este "dar", como lo llama Woolmer, reducirá las posibilidades de que la pelota rebote fuera de tus manos.

Otras habilidades de fildeo

Tomar la pelota de forma rápida y eficiente y lanzarla a los aros son las otras habilidades necesarias para ser un buen jardinero. Una toma rápida requiere pasos cortos al acercarte a la pelota, doblar las rodillas, colocar el pie más fuerte junto a la pelota y tomarla con una mano. Woolmer explica que "el tiro ideal es el que se utiliza en el béisbol", donde se dibuja el balón hacia atrás por encima del hombro "para que se enfrente hacia atrás" antes de desenrollar el brazo y tirarla en forma recta sobre el hombro hacia el objetivo.

Más galerías de fotos



Escrito por daniel rhodes | Traducido por franco castro