Guías de salud para una adolescente

Toda adolescente quiere verse y sentirse bien. Un régimen diario sano es la mejor forma de conseguir ambas metas. Al cuidarse, comer bien, hacer ejercicio y dormir lo suficiente todas las noches,se sentirá mejor consigo misma, con sus amigas y con la vida en general y esto es algo que no todos los adolescentes pueden decir.

Mejora la rutina higiénica

La pubertad trae consigo un conjunto de nuevas reglas, algunas más olorosas que otras. Anima a la chica adolescente a que mejore su rutina de higiene diaria con duchas o baños, llévala a comprar desodorantes y jabones suaves. Habla con ella sobre el ciclo menstrual mientras acumulas diversos artículos con los que ella pueda experimentar y asegúrate de que sepa utilizar cada uno. Idealmente, debe lavar su cabello entre dos y tres veces por semana, dependiendo del tipo de pelo y cepillarse los dientes al menos dos veces al día.

Come una dieta sana

Una dieta sana es vital para verse bien y sentirse mejor. La adolescente necesita varias porciones diarias de proteínas, frutas y vegetales para conseguir las vitaminas y los minerales que necesita para sentirse bien. El hierro es especialmente importante para las mujeres jóvenes que empiezan a menstruar, pero demasiado o muy poco hierro pueden causar problemas. Habla con el médico pediatra antes de darle un suplemento con hierro o multi-vitamínicos que contengan este elemento.

Trabaja con rutinas diarias de ejercicio

La actividad física produce músculos más fuertes y libera endorfinas, que son las hormonas que te hacen sentir bien. Los expertos de SafeTeens.org recomienda que el adolescente haga una hora de ejercicio moderado a vigoroso que combine estiramientos, ejercicios aeróbicos y fortalecimiento muscular. Trabajar en una rutina de ejercicio diaria además ayuda a que ella tenga un peso y una apariencia saludable.

Ir a la cama a tiempo

Quizás la adolescente necesite 10 minutos más en la mañana y no te des cuenta. Generalmente,ellas necesitan entre 8 y 9 horas de sueño diarias. Dormir menos con regularidad, puede producir problemas como irritabilidad y disminución en la capacidad de atención. Más de 1.500 personas mueren al año en accidentes provocados por conductores somnolientos y muchos de estos son menores de 25 años, esto según la National Highway Safety Traffic Administration. (Administración Nacional de Tráfico Seguro en las Carreteras).

Más galerías de fotos



Escrito por anne goetz | Traducido por eduardo moguel