Guía de pérdida de peso para chicas perezosas

Según un estudio del Journal of the American Medical Associations, las mujeres deben ejercitarse por 60 minutos al día, siete días a la semana, para mantener el mismo peso. Sí, lo leíste bien: una hora al día sólo para mantener tu peso actual. ¡Vaya! Tú, al igual que muchas otras mujeres, tienes que trabajar y cumplir tus responsabilidades familiares, lo que evita que te ejercites a tiempo completo. O tal vez sólo eres un poco perezosa. De cualquier forma, puedes perder peso sin volverte loca.

Camina


Estaciona en la parte posterior del estacionamiento.

Puedes quemar calorías durante tu rutina diaria y sin sudar. Cuando vayas al centro comercial o al supermercado, evita la tentación de buscar el estacionamiento más cercano. En vez de eso, estaciona en la parte posterior y camina hacia y desde tu auto. Cuando estés en el trabajo o en edificios de varios pisos, no tomes el ascensor. Toma siempre las escaleras. Quema algunas calorías y de paso, evita escuchar a Muzak en el ascensor.

Reduce la comida chatarra

Otra forma fácil de eliminar libras es saltarte algunos de esos viajes al restaurante local de comida chatarra y resistir la tentación de comprar esa barra de chocolate al llenar tu carro de combustible. La comida chatarra no sólo está llena de grasa, calorías y sal, también tiende a venir en porciones grandes. En un estudio publicado en el 2003 en el Lancet Medical Journal, los participantes que comían comida chatarra regularmente ganaron 10 libras más que los que no la comían. Si no puedes resistir las ganas de comer afuera, intenta elegir restaurantes que ofrezcan alternativas saludables.

Reduce la sal

Los alimentos ricos en sodio, como carnes saladas y chips, llevan a la retención de agua. Revisa siempre la información detallada del sodio en el empaque. La FDA sugiere un consumo diario de alrededor de 2.400 mg. Bota el salero y busca bocadillos sin sal.

Toma agua

El agua puede eliminar naturalmente las toxinas de tu cuerpo, lo que puede eliminar unas cuantas libras, especialmente en el tracto digestivo, pero no es la única forma en la que te ayuda a perder peso. Un estudio de 2010 de la Virginia Tech University señaló que las personas de edad media hacia arriba que tomaban un par de tazas de agua inmediatamente antes de las comidas terminaban comiendo 75 a 100 calorías menos que las que no lo hacían. Toma un par de vasos de agua antes de las comidas y te darás cuenta de que te sientes llena más rápidamente que antes.

Carbohidratos complejos

A pesar de las ventajas de reducir los alimentos azucarados y con almidón y sin ningún beneficio nutricional, no todos los carbohidratos son malos para el cuerpo. Concéntrate en obtener los carbohidratos complejos que vienen en los granos sin refinar, como en la avena que no es instantánea o en la pasta integral, junto con frijoles y otras legumbres. Estos alimentos le dan energía a tu cuerpo por más tiempo que los alimentos con carbohidratos simples y te sentirás más llena que de costumbre, lo que hará que comas menos. Por supuesto, entre menos calorías comas, más delgado será tu cuerpo.

Más galerías de fotos



Escrito por jeff herman | Traducido por ana maría guevara