Guía para padres sobre la mejora de la autoestima de tu hijo adolescente

La autoestima baja en los adolescentes es desafortunadamente un problema relativamente común. Los adolescentes con bajos niveles de autoestima pueden experimentar sentimientos de duda con un imagen propia negativa, dificultades para resolver desafíos y manejar conflictos e incluso tienen un riesgo más alto de desarrollar trastornos en el estado de ánimo como depresión, según la Universidad del Centro Médico de Maryland. La participación y el apoyo parental es crucial para la construcción de autoestima de un adolescente.

Evita la crítica negativa

Muchos adolescentes son afectados fácilmente por la más mínima crítica. A pesar de que pueden pretender ser inmunes a tus comentarios, se preocupan y valoran lo que piensas y a menudo te toman muy en serio. Podrías decir que un comentario crítico, negativo sobre el peso de tu hijo, su apariencia o rendimiento académico se olvida cinco minutos más tarde. Pero tu hijo puede cavilar sobre tu comentario durante días, e incluso años. Los adolescentes son especialmente sensibles a la crítica parental y el voto negativo porque quieren y necesitan la aprobación de los padres y el amor incondicional. La crítica constructiva es a veces necesaria, pero los comentarios hirientes o humillantes son inútiles.

Modelo de comportamientos saludables

Los padres también son personas y también pueden sufrir actitudes de baja autoestima. Los padres que tienen baja autoestima sin saberlo, podrían dar lugar a una baja autoestima en la adolescencia, de acuerdo con Leni Kass, co-fundador de HeyUGLY.com, una organización dedicada a la creación de programas para los adolescentes que construyen su autoestima, según ha informado por Disney Family. Los adolescentes que tienen padres con bajos niveles de confianza en sí mismos podrían no sentirse nutridos o amados por sus padres, porque sus padres no parecen amarse a sí mismos. Al hacer frente a tus propios problemas y desarrollar un nivel saludable de confianza, puedes convertirte en un modelo más positivo para tu hijo.

Establece expectativas realistas

Es posible que desees que tu hijo llegue a ser un genio o un violinista virtuoso, pero si no tiene estos talentos innatos, las posibilidades de que esto ocurra son probablemente muy bajas y la autoestima de tu hijo adolescente sufrirá con la sensación de que no puede alcanzar tus expectativas. Ten expectativas razonables que tus hijos puedan cumplir hasta establecer normas que se adapten a las necesidades y el temperamento de tu hijo, informa el programa "La familia importa" de la Universidad de Delaware. Pregúntale a tu hijo lo que quiere hacer, qué quiere ser y qué quiere lograr. Respeta sus opiniones e incentívalo a seguir su propio camino.

Fomenta la actividad

Demasiados jóvenes llevan una vida sedentaria, lo que puede tener efectos negativos para la autoestima. Un estudio de los datos informados en una muestra nacional representativa de adolescentes, publicado el 1 de abril del 2006 en el semanario "Pediatrics" escrito por los investigadores Melissa C. Nelson de la Universidad de Minnesota y Penny Gordon-Larsen demostró que los adolescentes activos tenían menos probabilidades de sufrir de baja autoestima que los adolescentes inactivos. Alienta a tu hijo a ser más activo e involucrado en actividades extracurriculares, como deportes, equipos, clubes o grupos de aficionados, ya que puede ser una manera positiva de tener confianza en sí mismo. Por otro lado, no quieres sobrecargar a tu hijo con demasiadas responsabilidades. Un equilibrio saludable es lo mejor.

Más galerías de fotos



Escrito por ashley miller | Traducido por andrea galdames