Guía para compradores de palos de golf híbridos

Lee Trevino una vez dijo de broma "Ni siquiera Dios puede encontrar un palo de golf 1-iron". Hoy en día, tampoco es muy probable que encuentres un palo 1-iron o 2-iron en un campo de golf, a menos, que seas un dinosaurio en una trampa de arena, y los palos 3-iron y 4-iron se han vuelto raros también. La evolución del palo de golf nos a traído un nuevo tipo más fácil de usar, el híbrido --parte long iron, parte fairway wood-- que te puede ayudar a acertar mas tiros.

Cabezas de palos de golf

Los híbridos tienen las cabezas mas largas que los iron pero mas pequeñas que los fairway woods, y eso hace que muchos golfistas se sientan más confiados. Cuando pienses ir a comprar un híbrido, piensa en lo gran confianza que te da solo el verlo. Las cabezas huecas proporcionan más peso en el perímetro que los long iron más comparables, haciéndolos más resistentes cuando el jugador falla y hace contacto con la tierra. Examina de cerca la cara. Muchos híbridos cuentan con algún bulto y rueda, una curva suave hacia afuera en la cara del palo que ayuda a corregirla del indeseado gancho o deslice lateral. Si tienes problemas de giro lateral, busca algún bulto y rueda en la cara del palo.

Forma de suela y peso

Algunos de los primero híbridos diseñados, se originaron con lo que se conocía como "rescate de palos de golf". Estos primeros híbridos tenían suelas con rieles o quillas para ayudar a cortar a través espesor. El peso en la cabeza del palo híbrido tiende a concentrarse en la suela, dándole al palo un centro de gravedad más bajo, lo que hace que sea más fácil colocar una pelota en el aire. Por lo tanto, el lanzamiento en el híbrido no puede ser predicador de trayectoria perfecta. Ten en cuenta la forma y el peso de la suela cuando compres tus híbridos, y escoge los palos que te ayudarán a colocar la pelota en el aire fuera de todo tipo de campos.

Ejes

Independientemente de que tus irons tengan varillas de grafito, lo más probable es que los quiere en sus híbridos. Las varillas de grafito complementan la ligereza de las cabezas de los híbridos, permitiéndote mover el palo con mas velocidad para una mejor distancia. Las varillas de grafito suelen tener puntos bajos de flexión, lo que ayuda a conseguir que se eleve una bola en el aire. Encontrarás ejes híbridos más largos que sus homólogos los long iron, pero la longitud aumenta la velocidad de la cabeza y la distancia.

Reemplazando los Woods y los Irons

Cuando comienzas a sacar los palos de tu bolsa, puedes correr el riesgo de crear lagunas en las distancias. Cuando tomas un 4-iron de tu bolsa, querrás un híbrido que cubra la misma distancia con una mayor consistencia. Muchas empresas ofrecen juegos que reemplacen el long iron. Para los palos para hombres, la regla de oro es que un híbrido de 14 a 16 grados reemplace a un 3-wood o un 1-iron; un 17 - a 19 grados reemplace un 2-iron o un 5-wood, un 20 - a 22 - grados sustituya a un 3-iron o 7-wood; un 23 - a 25- grados reemplace un 4-iron o 9-woodo, y un 26 - a 28- grados sustituya a un 5-iron. Para los palos para damas, un híbrido de 18 a 20 grados reemplace un2-iron o 5-wood; uno de 21 - a 23 grados reemplace un 3-iron o un 7-wood, uno de 24 a 26 grados reemplace el 4-iron o el 9-wood, uno de 27 a 28 grados reemplace el 5-iron y uno de 29 a 31 grados reemplace a un 6-iron.

Ajuste de palos de golf

Pide consejos a un profesional de palos de golf o a un jugador profesional cuando vayas a seleccionar un híbrido o cualquier otro palo de golf. Toma datos de dinámica de la velocidad de tu golpe y los factores de lanzamiento, ya que te pueden ayudar a encontrar un híbrido que se adapte a tu tipo de juego. Un accesorio es probablemente la mejor manera de encontrar híbridos con el lanzamiento apropiado y ejes de flexión y puntos de retroceso para tu juego. Habla con un profesional para que te diga que palos de golf tienes que reemplazar. Aunque sustituir el 3-iron y 4-iron se ha vuelto muy común, muchos jugadores encuentran un híbrido mucho más eficaz que un fiel 5-iron.

Más galerías de fotos



Escrito por david raudenbush | Traducido por arcelia gutiérrez