Guía calórica para KFC

Cuando estás en público y percibes la esencia del pollo frito en el aire, pronto podrías encontrarte en Kentucky Fried Chicken. El restaurante de comida rápida, que tiene más de 15.000 sucursales en el mundo al momento de esta publicación, es conocido por su crujiente pollo frito. Si encuentras que la comida de KFC es irresistible, tienes que estar atento a su valor calórico. El consumo frecuente de comida rápida puede ocasionar problemas de salud.

Elige a la parrilla en lugar de frito

Muchas de las selecciones de pollo de KFC son altas en calorías, pero es posible encontrar algunas opciones bajas en calorías. Los artículos de pollo bajos en calorías en el menú son de la variedad a la parrilla en lugar de fritos. Las pechugas y muslos a la parrilla tienen 220 y 170 calorías, respectivamente. Un pedazo de pechuga o carne de muslo cubierto en la Receta Secreta de KFC contiene 320 o 290 calorías, respectivamente. Cuando optas por una pechuga o muslo extracrujiente, tu selección contiene 490 o 370 calorías respectivamente. Sin importar la variedad, el ala y la pierna son más bajas en calorías que las pechugas y los muslos. Por ejemplo, las alas extracrujientes y las piernas tienen 210 y 160 calorías.

Los sandwiches dan un aporte calórico

Si no te inclinas por una tradicional cubeta de pollo KFC, podrías disfrutar uno de sus sandwiches de pollo. El contenido calórico en los sandwiches de KFC varía entre 210 y 610 calorías. En el otro lado del espectro están el Chicken Little sin salsa y el Chicken Little, que tienen 210 y 310 calorías. El sandwich Honey BBQ tiene 320 calorías, haciéndolo el tercero en términos de menor contenido calórico. Comer un Crispy Twister o Double Down, aumenta tu ingesta calórica por 610 o 600 calorías, respectivamente. El Colonel's Original Sandwich tiene 430 calorías.

Algunos acompañamientos son mejores que otros

Entre los acompañamientos, las judías verdes y la mazorca de maíz tienen el menor número de calorías, con 25 y 70. El puré de papas sin gravy y el maíz dulce también son relativamente bajos en calorías, con 90 y 100. La ensalada de col, con 170, tiene un contenido calórico moderado. Los acompañamientos altos en calorías son las rebanadas de papa, con 290 calorías, y los frijoles horneados, ensalada de papa y pan de maíz con 210 calorías.

Para quienes prefieren postres

Si quieres mantener tu ingesta calórica tan baja como sea posible durante el postre, elige una galleta. Las galletas de avena con pasas contienen 150 calorías, y las galletas de chispas de chocolate, azúcar y doble fudge tienen 160 calorías cada una. En el lado más alto está el volteado de manzana que tiene 230 calorías, y una rebanada de pastel de chispas de chocolate o pay de mantequilla de cacahuate tienen 300 o 310 calorías. Si te pasas tu comida con un refresco, espera incrementar el contenido calórico de tu comida por 200 a 800 calorías, dependiendo del tamaño del refresco que te bebas.

Más galerías de fotos



Escrito por william mccoy | Traducido por lou merino