Guía para aprender a hacer snowboarding para niños

El snowboarding es una una gran oportunidad para que los niños se diviertan mientras hacen ejercicio en un lugar montañoso, con nieve y pintoresco. El snowboarding es un deporte olímpico y es practicado a nivel mundial, así que al exponer a tus hijos al snowboarding cuando son pequeños puedes generar una pasión duradera por el deporte o inspirarlos a competir. Sin importa que estés criando a la siguiente estrella de esta disciplina o simplemente te gusta la idea de hacer snowboarding en familia durante las vacaciones de invierno, asegúrate que tu hijo esté preparado antes de descender las pendientes.

A qué edad empezar

En un artículo para el sitio web On the Snow, el entrenador Jon Casson, del Steamboat Springs Winter Sports Club, le recomienda a los niños que empiecen a hacer snowboarding entre los 6 y 8 años, ya que antes de esa edad, los niños no tienen la coordinación óculo-manual necesaria para hacer snowboarding de forma efectiva. Si tu hijo no está listo para hacer snowboarding, tal vez debería intentar hacer esquí primero.

Equipo

Asegúrate de que tu hijo tenga un equipo a su medida y que entienda cómo usarlo. Cuando recién está empezando a hacer snowboarding, es mejor arrendar el equipo hasta que estés seguro que este es un deporte que le gusta y que quiere continuar practicándolo antes de comprar algo. Si tu hijo practica snowboarding unas cuantas veces y dice que le gusta, es hora de conseguir equipo adecuado. Invierte en una tabla de snowboarding suave y para cualquier montaña para principiantes, la cual le debe llegar a su pecho de la cola hasta la punta. Después de un tiempo, si se vuelve bueno en el deporte, tal vez quiera una tabla más avanzada. Un casco a su medida con una correa ajustable es primordial, al igual que gafas protectoras que se puedan sujetar con este. También se necesitan botas de snowboarding suaves y de su talla, las que debes amarrar fuertemente para proteger los pies y tobillos de tu hijo, y fijaciones de snowboard ajustadas que unan la bota con la tabla.

Clases

Es imposible aprender a hacer snowboarding sin caerse, así que es importante que tu hijo aprenda la forma correcta de caer para evitar lesiones. Inscribe a tu hijo para clases de snowboard en un complejo de invierno, sin importar si son privadas o en grupo, ya que cualquiera le servirá para que aprenda a hacer snowboarding de forma segura y también disfrutará más de la experiencia.

Seguridad

Un equipo de seguridad, como un casco o muñequeras, es crucial. Protege a tu hijo del congelamiento con un gorro abrigado, bufanda, guantes o mitones, calzoncillos largos, calcetines sintéticos, pantalones acolchados a prueba de agua y una chaqueta de snowboarding impermeable y amplia. Las capas de ropa mantienen la temperatura corporal. El protector solar y protector labial protegen de las quemaduras solares y grietas. Por razones de seguridad, es fundamental que tu hijo nunca practique este deporte sólo.

Etiqueta

Asegúrate que tu hijo aprenda y use la etiqueta del snowboarding al practicarlo. Enséñale que nunca se detenga en medio de un sendero, que siempre mire hacia arriba para fijarse que nadie se dirija hacia él antes de cambiar de dirección y que sepa que si está pasando junto a otro snowboarder o alguien en esquís, debe gritarles “A tu derecha” o “A tu izquierda”.

Más galerías de fotos



Escrito por bonnie crowe | Traducido por mariajose mansilla