Cómo usar guantes de béisbol

El guante de béisbol es una pieza icónica de equipos deportivos, conocido por su durabilidad y su nostalgia. Los guantes nuevos de béisbol vienen inflexibles y brillantes, hechos de cuero y rápidamente se ensucian, se llenan de polvo y se vuelven flexibles en las manos de su usuario. Afortunadamente, eso es exactamente lo que le debe ocurrirle a un guante (los guantes nuevos deben de ablandarse para que sea más fácil atrapar una pelota de béisbol). Pero incluso con un sistema confiable, con un guante ablandado, sigue siendo importante que el guante se adapte correctamente a tu mano y que tenga el tamaño adecuado para la posición que estés jugando.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Revisa los tamaños de guantes con base a la edad. Para los jugadores de escuela secundaria y adultos, hay una diferencia en el tamaño de los guantes en función de la posición, los jugadores de cuadro suelen utilizar guantes de alrededor de 11 o 11,5 pulgadas (28 y 29 cm), mientras que los jardineros tienden a añadir una pulgada (2,5 cm). Los modelos para jóvenes, sin embargo, no hacen diferencia en la posición. Se recomienda que los niños de tres a 5 años de edad utilicen modelos de 9 o 9,5 pulgadas (23 a 24 cm), mientras que para niños de 5 y 6 años de edad son más adecuados de 10 o 10,5 pulgadas (25 a 26 cm). Para siete y 8 años de edad se recomienda guantes de 10.5 u 11 pulgadas (26 o 28 cm), y de 9 a 12 años de edad se les aconseja usar modelos de 11 o 11.5 pulgadas (28 o 29 cm). La única excepción es para los primeros guantes de la base ya que esta es una posición tan crucial en el campo, y porque los passed balls en ocasiones son susceptibles de ser arrojados equivocadamente, no es raro que los guantes de esta posición sean de 12 o 13 pulgadas (30 o 31 cm).

  2. Prueba el guante. A pesar de las recomendaciones formuladas, un guante tiene que encajar bien en la mano. El guante debe de ajustarse perfectamente a la mano y no debe resbalarse o deslizarse y debe ser fácilmente de mover con la mano. Ten en cuenta que el guante se hará más flexible una vez que lo ablandes.

  3. Prueba varios tamaños de guantes y siente cuál es el más cómodo. Es más importante que un niño o un adulto tenga un guante que sea fácil de controlar y no que se deslice fuera de las manos del jugador durante un partido.

Más galerías de fotos



Escrito por jonathan croswell | Traducido por mariana perez