Grupos de apoyo para padres de un hijo con carácter fuerte

Un niño de carácter fuerte es terco, inamovible en su camino y probablemente se niegue a desistir una vez que pone su mente en algo. Esto puede ser difícil para los padres, ya que a menudo significa que cada día está lleno de luchas por el poder sobre cosas aparentemente menores. La participación en un grupo de apoyo ofrece muchas ventajas que pueden hacer la vida del día a día con un niño de carácter fuerte más fácil para todos.

Propósito

Tener padres con quien hablar que estén luchando con los mismos problemas es una buena manera de encontrar apoyo y es el objetivo principal de un grupo. Si tu hijo pone a prueba tu paciencia con su fuerte voluntad, poder llamar a otra mamá o papá puede ayudarte a calmarte, poner las cosas en perspectiva y obtener ideas nuevas para tratar el problema actual. Con un niño que es diferente a los demás, un grupo de apoyo puede ayudar a los padres a sentir pertenencia, una sensación de control y ayudarles a cambiarse a sí mismos para trabajar mejor con sus hijos, según la publicación "American Journal of Community Psychology".

Beneficios para los padres

Reunirse con otros padres de niños de carácter fuerte satisface muchas necesidades. Harás nuevos amigos que entienden por lo que estás pasando. También tendrás acceso a recursos que pueden ayudarte a criar a tu hijo, incluyendo seminarios, libros y sitios web. Vas a tener una caja de resonancia para ventilar tu frustración y alguien que te puede decir qué técnicas le sirvieron con sus hijos. Un grupo de apoyo es para que los padres resuelvan sus problemas y encuentren la paz y la relajación que no depende del niño, ya que a los grupos de apoyo a menudo se asiste sin los hijos.

Beneficios para los niños

Al igual que tu necesitas un descanso de la crianza, tu hijo probablemente podría necesitar un descanso también. Los grupos de apoyo dan la oportunidad de pasar tiempo con otras personas y volver juntos recargados. Tu hijo también se beneficia, ya que será capaz de trabajar sus frustraciones sin tu presencia. También se beneficiará de las nuevas técnicas y trucos que aprenderás de otros padres de niños de carácter fuerte. Las cosas que obtienes de tu grupo de apoyo benefician directamente a tu hijo, ya que provee las herramientas que hacen que la vida de ambos sea más fácil.

Encontrar un grupo de apoyo

Si nunca has necesitado ni buscado un grupo de apoyo, puedes no saber dónde buscar. Habla con el pediatra de tu hijo, que probablemente te puede dar una referencia a un padre de familia que dirige un grupo de apoyo. Consulta con tu grupo de madres, con tu iglesia o en la guardería o escuela de tu hijo. Lo más probable es que encuentres un grupo de apoyo que vaya contigo. Muchos sitios web anuncian los grupos de apoyo de su área, lo que te permite encontrar algo que se adapte a tus necesidades y horarios. Si no puedes encontrar un grupo de apoyo, considera comenzar uno propio.

Más galerías de fotos



Escrito por eliza martinez | Traducido por andrea galdames