Grupos de apoyo para niños con trastornos de conducta

Los niños con trastornos conductuales como el trastorno negativista desafiante, el de conducta o de ciertos trastornos de adaptación pueden beneficiarse de aprender nuevas habilidades sociales y procesar sus emociones en un ambiente de grupo. Por lo general, estos grupos de apoyo se ven facilitados por consejeros capacitados. A menudo, los médicos y las familias los emplean como complemento a la terapia individual.

Propósito

Los grupos de apoyo para los niños con trastornos de conducta pueden ayudar a normalizar las experiencias de los niños. Dado que aquellos con trastornos de conducta pueden sentirse diferentes o aislados de sus pares, los grupos de apoyo les dan la oportunidad de interactuar con los niños que han compartido experiencias similares, explica el Children's Hospital of Wisconsin. Además, los grupos de apoyo proveen a los niños la oportunidad de practicar nuevas habilidades sociales, tales como la resolución de conflictos con palabras en lugar de la violencia física, afirma American Academy of Child and Adolescent Psychiatry.

Los niños que pueden beneficiarse de los grupos de apoyo

Mientras que los niños con trastornos de conducta se pueden beneficiar de los grupos de apoyo, los facilitadores de los grupos a menudo verifican a los posibles miembros para asegurarse de que son una buena opción para el grupo. Algunos líderes pueden limitarlos a una franja de edad determinada o diagnóstico de salud mental para garantizar que los miembros obtengan el máximo provecho de la experiencia. Además, a pesar de que cierta resistencia es normal en la primera parte del proceso de la terapia de grupo, para beneficiarse de esta terapia, los niños deben normalmente estar abiertos a participar y compartir sus experiencias con franqueza.

Grupos psicoeducativos

Los grupos psicoeducativos son un tipo común de grupo de apoyo para niños con trastornos de conducta. Tienen como objetivo enseñar a los niños habilidades específicas para ayudar a resolver sus problemas de conducta. Por ejemplo, un grupo psicoeducativo puede enseñar a los niños acerca de cómo controlar la ira. Del mismo modo, este tipo de grupo puede proporcionar información sobre la forma de identificar las emociones fuertes y regular los sentimientos. Como en un grupo educativo, el trabajador social o consejero generalmente dicta el contenido.

Grupos de procesos

Los grupos de procesos, otro tipo de apoyo, permiten a los niños a compartir sus experiencias individuales con sus problemas de conducta y responder a las experiencias de sus compañeros. Aunque son facilitados por un líder entrenado, un grupo de proceso da a los miembros más control sobre los temas de discusión que los psicoeducativos. Los grupos de procesos pueden ser particularmente útiles para ayudar a los niños con problemas de conducta para desarrollar habilidades de comunicación más fuertes y pueden ayudar a desarrollar la empatía y el respeto por los puntos de vista de los demás.

Localizar grupos de apoyo

Los grupos de apoyo para niños con problemas de comportamiento están disponibles en la mayoría de las comunidades. Aunque algunas escuelas ofrecen estos grupos, también suelen estar disponibles a través de hospitales, centros de salud, comunitarios y de asesoramiento privado. Las familias que buscan un grupo de apoyo para un niño con trastorno del comportamiento deben contactar con el departamento de salud local o con una agencia de servicio social.

Más galerías de fotos



Escrito por anna green | Traducido por gabriela nungaray