¿La grasa tarda más que las proteínas en digerirse?

Tu cuerpo no puede utilizar directamente los alimentos que consumes, por lo que estos deben dividirse en unidades más pequeñas a través del proceso de la digestión. La digestión de los nutrientes depende de varios factores y difiere un poco entre las personas en función del estado de salud, la edad y la genética. En las personas más saludables, los alimentos ricos en proteínas que contienen gran cantidad de grasa toman el mayor tiempo para digerirse completamente. Algunas condiciones de salud disminuyen significativamente la digestión de grasas o evitan que ocurra.

Digestión de las grasas

La digestión de las grasas comienza en la boca con la acción de la lipasa lingual - una enzima presente en la saliva que altera ligeramente las grasas saturadas e insaturadas-. Las grasas de la dieta no se modifican mayormente en el estómago, sino que la mayor parte de su transformación se produce en el intestino delgado. La bilis secretada por la vesícula biliar y la lipasa secretada por el páncreas reducen las grasas de la dieta en moléculas individuales de ácidos grasos y glicerol. Más adelante en el intestino delgado, el glicerol y los ácidos grasos de longitud variable se absorben a través de la pared intestinal y se adhieren a los quilomicrones, que transportan los lípidos a otras partes de tu cuerpo. En comparación con las proteínas, las grasas tienden a pasar menos tiempo en el estómago y más tiempo en el intestino delgado debido a que los ácidos grasos son moléculas grandes e hidrofóbicas, lo que hace más difícil su absorción.

Digestión de las proteínas

En contraste con la digestión de las grasas, la digestión de proteínas comienza en el estómago con la acción de la pepsina -una enzima en el jugo del estómago que reduce las proteínas en pequeñas cadenas de péptidos-. La acción de la pepsina depende de la alta acidez. Una vez en el intestino delgado, las cadenas de péptidos se rompen o se dividen aún más en aminoácidos individuales por la acción de las enzimas pancreáticas tripsina y quimotripsina. Más adelante, los aminoácidos son absorbidos y transportados al hígado o a los tejidos ricos en proteínas, como el músculo. En comparación con las grasas, las proteínas tienden a pasar más tiempo en el estómago debido a que los enlaces peptídicos son difíciles de romper.

Tasas de digestión

Las tasas de digestión son sólo lineamientos generales debido a todos los factores involucrados y porque ninguna comida está compuesta de un solo nutriente. En general, los hidratos de carbono simples, tales como los productos de panadería, la pasta y la fruta pasan la menor cantidad de tiempo en el estómago - menos de una hora- y se digieren más rápido. Las proteínas densas tales como la carne de vaca pasan tres o cuatro horas en el estómago y usualmente alrededor de unas 12 horas en el intestino, en función de la motilidad intestinal. Las proteínas grasas como el tocino toman la mayor cantidad de tiempo en ser digeridas para la mayoría de la gente, aunque la pechuga de pollo tiende a tomar más tiempo que el cerdo, que es más alto en grasas. La digestión de grasa es más lenta o está severamente comprometida en personas con enfermedad de la vesícula. Si no hay suficiente producción o secreción de bilis, la grasa pasa por el intestino sin ser digerida y en gran parte se expulsa en las heces -una condición llamada esteatorrea-.

Costo de la digestión

Tu cuerpo gasta más energía en la digestión de proteínas que en la digestión de grasas. Por ejemplo, para obtener 100 calorías de proteínas, tu cuerpo quema alrededor de 30 calorías. Por el contrario, gasta sólo 12 calorías para obtener 100 calorías de grasa, a pesar del hecho de que la grasa puede pasar más tiempo en el intestino.

Más galerías de fotos



Escrito por sirah dubois | Traducido por mar bradshaw