Grasa abdominal luego de la menopausia

A medida que la mujer envejece es posible que note un aumento de su grasa abdominal. Esta se puede acumular rápidamente luego de que la misma llegue a la menopausia, según Mayo Clinic. Además de los efectos antiestéticos, la grasa que se acumula en la zona abdominal puede ser poco saludable y puede hacer que la mujer sea más propensa a la diabetes, la enfermedad cardiovascular y ciertos tipos de cáncer. El ejercicio, la dieta y los cambios en el estilo de vida pueden ayudar a las mujeres a protegerse del aumento del volumen abdominal de la menopausia.

Consideraciones

Con la edad el metabolismo se enlentece. Según The Mayo Clinic, esto produce un aumento gradual de la grasa corporal que tiende a ser más problemático en las mujeres que en los hombres. Además, hay una distribución típica de la grasa en las mujeres que llegan a la menopausia, en las que tiende a acumularse más en el abdomen que en las caderas, los brazos y las piernas.

Genética

El metabolismo lento combinado con una disminución de la actividad física que aparecen naturalmente a medida que las mujeres envejecen, podrían no ser los únicos factores culpables de la grasa abdominal luego de la menopausia. La genética también tiene un rol. La mujer sencillamente hereda la tendencia a aumentar de peso alrededor de la zona media, según Mayo Clinic.

Hormonas

Las hormonas podrían influir en la cantidad de grasa abdominal luego de la menopausia. Una caída en los niveles de estrógenos podría cambiar la forma en la que la mujer degrada y almacena la grasa, según el National Institutes of Health. Esto podría dar como resultado un aumento de la grasa abdominal.

Problemas de salud

La grasa oculta o visceral que se acumula en profundidad dentro del abdomen puede representar varios riesgos para la salud. La Mayo Clinic dice que la grasa visceral asociada con enfermedades como la diabetes, la enfermedad cardiovascular y el cáncer de mama.

Actividad física

La forma más efectiva de perder la grasa abdominal indeseada luego de la menopausia es hacer al menos 30 minutos de ejercicio moderado por día, según la Mayo Clinic. Los ejemplos de actividades aeróbicas incluyen caminata enérgica, ciclismo, natación y tenis. Habla con tu médico antes de comenzar un programa de ejercicios. Las publicaciones de Harvard Health dicen que levantar pesas también podría ayudar a disminuir la grasa abdominal.

Ejercicios abdominales

Los ejercicios abdominales también puede ayudar a disminuir la grasa del abdomen. Un ejercicio recomendado por la Mayo Clinic consiste en colocarse en posición de banco, apoyando manos y rodillas, y dejar que el abdomen cuelgue a medida que realizas inspiraciones profundas. Exhala y lleva el abdomen hacia adentro y arriba, hacia la columna vertebral. Mantén esta posición durante 10 segundos y descansa otros 10 segundos. Repite el ejercicio 10 veces.

Nutrición

Es posible que puedas perder la grasa abdominal luego de la menopausia si sigues una dieta saludable. Las Harvard Health Publications recomiendan reemplazar los carbohidratos simples como las pastas y el pan blanco por cereales integrales, frutas y hortalizas y proteínas como pechuga de pollo, salmón y queso bajo en grasas. Recuerda controlar el tamaño de las porciones.

Más galerías de fotos



Escrito por karen hellesvig-gaskell | Traducido por paula santa cruz