Gramos de grasa en el queso

El queso generalmente es un alimento alto en grasa, según el tipo que estés comiendo. Debido a que es alto en grasas saturadas (que aumentan el riesgo de enfermedades del corazón cuando se consumen en exceso), come queso con moderación o sustitúyelo por otros alimentos ricos en proteínas que contengan grasas saludables para el corazón.

Grasa en el queso

El queso regular es una opción alta en grasas. Por ejemplo, una rebanada de queso cheddar contiene 9 gramos de grasa y una rebanada de queso provolone proporciona 7 gramos de grasa de dieta. Elegir el queso mozzarella pacialmente descremado y bajo en humedad significa que estás recibiendo alrededor de 6 gramos de grasa total por porción, señala USDA. La mayoría de los gramos de grasa en cada uno de estos tipos de queso es grasa saturada, lo que aumenta tu riesgo de tener colesterol alto y enfermedades del corazón cuando se consume en exceso.

Queso bajo en grasa

Elegir queso bajo en grasa en lugar de queso regular es una excelente manera de reducir el contenido de grasa (y calorías) de tu dieta. El USDA informa que una rebanada de queso cheddar reducido en grasa contiene unos 4 gramos de grasa y una rebanada de queso provolone reducido en grasa ofrece un poco menos de 5 gramos de grasa de dieta. Aunque el contenido total de grasa de queso bajo en grasa es más bajo que el queso regular, la mayoría de la grasa en este queso es todavía grasa saturada.

Requisitos de grasa diarios

El porcentaje de calorías en tu dieta que debe ser de grasa es de 20 a 35 por ciento, según el Institute of Medicine. Por ejemplo, si comes 2.000 calorías al día, 400 a 700 de esas calorías deben ser de grasa, lo que equivale a 44 a 78 gramos de grasa al día. Las Guías Alimentarias para los Estadounidenses de 2010 sugieren obtener menos del 10 por ciento de tus calorías diarias de grasa saturada.

Alternativas saludables

Elegir grasas de dieta de alimentos de origen vegetal en lugar de fuentes animales como el queso ayuda a reducir tu ingesta de grasas saturadas y colesterol en la dieta. Ejemplos de grasas saludables para el corazón incluyen aceites de oliva, canola, soya, linaza y nuez, aceitunas y aguacates. Los alimentos que son ricos en grasas saludables para el corazón y las proteínas de dieta son las nueces sin sal y semillas y mantequillas de frutos secos; por lo tanto, estos alimentos son alternativas al queso saludables para el corazón.

Referencias

Más galerías de fotos



Escrito por erin coleman, r.d., l.d. | Traducido por maría j. caballero