La gota y las lentejas

La gota es uno de los tipos más dolorosos de artritis, de acuerdo con Johns Hopkins Medicine y afecta a un estimado de dos hasta cinco millones de estadounidenses. Se desarrolla cuando los niveles de ácido úrico son excesivos y forman depósitos, provocando dolor en las articulaciones, hinchazón, calor y enrojecimiento. Además del tratamiento médico, una dieta baja en purinas, sustancias naturales que desencadenan la producción de ácido úrico, puede ayudar a controlar tus síntomas. Las lentejas pueden beneficiar a tu dieta de muchas maneras.

Beneficios

Las lentejas son ricas en fibra, lo que promueve la saciedad entre las comidas. El control del apetito puede facilitar el proceso de control de peso, protegiéndote contra los síntomas articulares causados o agravados por el exceso de peso. Las lentejas también son alternativas bajas en grasa, sin colesterol a las fuentes de proteínas grasas, como las carnes rojas y los quesos con alto contenido graso. Y debido a que contienen menos purinas que la carne y el pescado azul, proporcionan una alternativa de proteínas adecuadas para los pacientes con gota.

Mitos

En el pasado, los pacientes con gota debían evitar todos los alimentos con contenidos significativos de purinas. Aunque los vegetales tienen bajo contenido de purinas en comparación con los productos de origen animal, son considerados moderadamente ricos en purinas. Sin embargo, mientras una dieta rica en proteína animal aumenta el riesgo de la gota y sus crisis, una dieta rica en vegetales no lo hará. En otras palabras, las lentejas no están vinculadas con los mismos riesgos que la carne. La idea de que la gota es causada por factores dietéticos también es un mito. Sin embargo, tus hábitos alimenticios en general pueden contribuir a los síntomas, sobre todo si tienes antecedentes familiares de la enfermedad.

Investigación

En un estudio publicado en el "New England Journal of Medicine", en marzo de 2004, los investigadores analizaron la relación entre los hábitos alimentarios y las ocurrencias de gota en 47.150 hombres sin antecedentes durante 12 años. Durante el estudio, se reconocieron 730 nuevos casos. Los hombres que consumieron dietas ricas en mariscos y carnes fueron los más propensos a desarrollar la enfermedad, mientras que los que ingirieron cantidades moderadas de vegetales ricos en purinas no presentaron síntomas.

Sugerencias

Para reducir la frecuencia o la intensidad de los síntomas, Mayo Clinic recomienda limitar la carne roja, pescados y mariscos a no más de 4 a 6 onzas por día y sustituirlos con fuentes de proteínas vegetales. Come sopa de lentejas en vez de fideos con pollo, por ejemplo, y lentejas al curry en vez de carne con arroz. Dado que contienen más purinas que las verduras bajas en proteínas, no elijas a las lentejas como tu plato principal o único cada día. Visualizarlas como tu fuente de proteínas es una opción más segura para controlar la enfermedad. Las verduras con menor cantidad de purinas incluyen judías verdes, zanahorias, champiñones, pimientos, cebollas, espárragos, castañas de agua y la calabaza. Otros fuentes de proteínas de origen vegetal incluyen frijoles, tofu, leche y yogur de soja y quinoa.

Más galerías de fotos



Escrito por august mclaughlin | Traducido por barbara obregon