Golpe de calor al correr

Correr ofrece muchos beneficios para la salud si se hace correctamente. Además de saber cómo correr, también debes comprender cuándo puedes hacerlo. Correr en condiciones climáticas extremas es seguro, pero sólo si estás preparado. Ignorar las precauciones de seguridad cuando se corre en climas cálidos puede provocar problemas de salud graves.

Golpe de calor

Tu cuerpo cuenta con un mecanismo de enfriamiento que regula la temperatura corporal durante el ejercicio. Esto ocurre mediante la sudoración y la evaporación del agua sobre la superficie de la piel. La sangre que se encuentra cerca de la piel se enfría y la temperatura corporal se mantiene regulada. El cuerpo se calienta demasiado cuando la demanda de oxígeno obliga a la sangre a dirigirse rápidamente hacia los músculos en lugar de enfriar la piel. En climas extremadamente cálidos, esto puede elevar la temperatura central de manera significativa. Si corres con menos intensidad, se enviará más sangre a la piel para su enfriamiento.

Deshidratación

La intensidad con la que corres determina, en gran parte, cuánto se calentará tu cuerpo. Es vital que te hidrates mientras corres en climas cálidos. Mientras más se enfría el cuerpo, más sudarás. En este proceso, pierdes líquidos valiosos. Bebe una abundante cantidad de agua antes, durante y después del ejercicio para que el cuerpo se mantenga fresco. Procura beber un vaso de agua cada 15 o 20 minutos mientras corres. El objetivo es mantenerte hidratado sin experimentar sed en ningún momento. La sed es señal de deshidratación y en ese momento el cuerpo se está recalentando. Además de beber agua, mójate la cabeza y el cuello para enfriar el cuerpo.

Cuándo correr

Evita correr los días extremadamente cálidos. Si decides hacerlo, no lo hagas entre el mediodía y las 3 p.m., cuando las temperaturas alcanzan sus picos más altos. En su lugar, opta por correr temprano a la mañana o a la tarde, cuando las temperaturas son más soportables. Si puedes, intenta correr en áreas con sombra. Estar expuesto a la luz solar directa puede acelerar el calentamiento del cuerpo. Se puede decir que correr por la mañana es la mejor opción, señala Jeff Galloway, ex atleta olímpico estadounidense, ya que la calidad del aire se suele encontrar en su mejor momento.

Preparación

Siempre aplícate protector solar antes de exponerte al sol y usa prendas para correr de colores claros confeccionadas en microfibra. Este tipo de material transpira mejor que el algodón, lo que te ayuda a mantenerte fresco. Usa algún tipo de protección en la cabeza, como un gorro o una visera.

Señales de advertencia

Mantente alerta cuando corres en climas cálidos. Si experimentas calambres o espasmos musculares, deja de correr de inmediato e hidrátate. Si experimentas mareos y náuseas, podría tratarse de agotamiento por calor. Los vómitos y los problemas de coordinación también indican agotamiento por calor. Debes dejar de hacer ejercicio y dirigirte a un ambiente fresco de inmediato mientras te hidratas. Si experimentas un golpe de calor, que está determinado por una temperatura corporal de 106 ºF o más, busca atención médica de inmediato. Los golpes de calor pueden ser fatales, dirígete a un ambiente interior de inmediato y quítate la ropa para enfriar el cuerpo. Aplica compresas de hielo en el cuello y las axilas y bebe una abundante cantidad de líquidos.

Más galerías de fotos



Escrito por dan harriman | Traducido por valeria d'ambrosio