Golf y tirón del romboide

Mientras que las lesiones de la espalda baja son comunes entre los jugadores de golf, el músculo romboide situado en la parte superior también se puede lesionar durante el golf. El músculo romboide de forma triangular se encuentra entre los omóplatos y conecta los bordes interiores de las paletillas a la columna vertebral. Los golfistas que tienen un tirón en el músculo pueden necesitar evitar jugar hasta que se hayan recuperado y deben aprender las técnicas para evitar que el romboide se vuelva a lesionar cuando regresen al juego.

Causas

Las tensiones en los romboides ocurren típicamente en las personas que participan en actividades o deportes que requieren levantar los brazos varias veces por encima de la cabeza, como el tenis o el béisbol. Sin embargo, un jugador de golf puede desarrollar un tirón del romboide si con frecuencia lleva una bolsa de golf pesada sobre un hombro durante largos períodos de tiempo o por realizar swings repetidamente con gran fuerza. Un estudio de 2006 sobre las lesiones de golf publicado en "Physical Medicine and Rehabilitation Clinics of North America", también informaron que los golfistas mayores estaban en un mayor riesgo de sufrir un tirón del romboide por realizar repetidos swings de golf.

Síntomas

Un golfista con una tensión en el romboide sentirá un dolor agudo y ardor o sensación de opresión directa entre los omóplatos. El dolor puede aumentar cuando se mueven los hombros o con las respiraciones profundas. El golfista puede experimentar mucho dolor al mover los brazos libremente, sobre todo si los tejidos de la distensión muscular se hinchan y presionan sobre un nervio en la médula espinal. El área entre los hombros puede estar sensible al tacto.

Tratamiento

El tratamiento inicial de un tirón del romboide es disminuir la inflamación en el músculo. Los médicos recomiendan hielo en el área durante dos o tres días después de la lesión durante 20 a 30 minutos cada tres o cuatro horas. Si el dolor persiste, se puede usar un fármaco anti-inflamatorio. Después de que el dolor está bajo control, el jugador debe tratar la tensión con masajes, ejercicios de estiramiento suaves y la rehabilitación destinada a fortalecer tanto el músculo romboides, la parte posterior circundante y los músculos del hombro. Según el cirujano ortopédico Paul Scott Shapiro, es posible que un jugador de golf necesite de dos semanas a seis semanas para recuperarse completamente de un tirón del romboide. Durante este tiempo, no debe jugar al golf o participar en cualquier actividad que aumente el dolor del romboide.

Prevención

Hay tres maneras de prevenir un tirón del romboide relacionadas con el golf: Calentar bien antes de jugar al golf, dejar de llevar tu bolsa de golf de un solo hombro y hacer ejercicios de entrenamiento de fuerza como parte de tu rutina diaria para aumentar tu fuerza muscular. Antes de jugar, reserva 20 minutos para dar un paseo, estira ligeramente centrándote principalmente en los hombros y la espalda y realiza algunos swings de manera relajada. Toma otros 20 minutos después de jugar para estirar y calmarte. Usa una bolsa de golf que cuente con dos correas que te permitan distribuir el peso uniformemente en ambos hombros o invierte en un carrito de golf con ruedas.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kerns | Traducido por gabriela nungaray