Glúteos débiles y mala postura

Uno de los más grandes y potentes grupos de músculos en el cuerpo humano se encuentra en las nalgas. Está compuesto del gluteus maximus, gluteus medius y gluteus minimus (conocidos colectivamente como "los glúteos" para abreviar); estos músculos son importantes para la mayoría de los movimientos activos del cuerpo. Si están débiles o subdesarrollados, pueden causar una mala postura y numerosos problemas de salud.

Músculos centrales

Los entrenadores y fisioterapeutas a menudo hablan de los “músculos centrales". Estos son los grupos musculares situados en el abdomen y la parte baja dela espalda, así como los músculos de la cadera y los glúteos. Éstos son el enfoque primario de muchos profesionales y terapeutas del acondicionamiento porque estos músculos están involucrados en casi todos los movimientos del cuerpo humano. Si alguno de estos grupos es débil o está desproporcionadamente desarrollado, este desequilibrio puede tener efectos notables en la condición y la postura generales. Esto, a su vez, puede causar problemas a largo plazo como dolor o lesiones.

Equilibrio

Los grupos musculares están diseñados para trabajar en pares. Cuando doblas el brazo a la altura del codo, por ejemplo, el bíceps se contrae para crear el movimiento y tu tríceps se relaja. Cuando lo enderezas, sucede lo contrario. El músculo que se contrae se conoce como el agonista, mientras que el que se relaja es el antagonista. Es importante que los dos estén equilibrados, o el cuerpo tendrá que compensarlos. En el caso de los glúteos, los músculos antagonistas son los flexores de la cadera. Si son más fuertes que tus glúteos podrían jalar tu pelvis hacia una alineación antinatural, causándote dolor y problemas de postura.

Postura

La palabra postura puede evocar una imagen mental de colegialas de hace mucho tiempo poniéndose de pie y caminando mientras balancean libros sobre sus cabezas. Tener la postura correcta es más que pararse derecho, aunque eso es una gran parte de ella. Cuando estás de pie, un observador debe poder trazar una línea imaginaria vertical desde el lóbulo de tu oreja y que pase por tu hombro, cadera, rodilla y tobillo. Tus músculos abdominales deben estar apretados, tus hombros alineados y tu barbilla levantada, ya sea que estés parado o sentado. Si éste no es el caso, puedes recuperar postura correcta mediante un esfuerzo consciente y el fortalecimiento del grupo glúteo.

Recuperar la postura correcta

Localiza un espejo triple y mira tu imagen lateral. Si está caída y curva, lleva tu cuerpo hasta su altura máxima. Endereza tu espalda, aprieta los abdominales y mira tu reflejo otra vez. Así es como deberías estar en todo momento, ya sea sentado o de pie. Es más fácil si tienes un compañero que te vea y te recuerde enderezarte cuando te desplomas. Esto resulta más fácil si mejoras la fuerza en tus glúteos con ejercicios específicos. El personal de tu gimnasio local puede indicarte hacer sentadillas, embestidas y otros ejercicios para tonificar y desarrollar los glúteos.

Más galerías de fotos



Escrito por fred decker | Traducido por jorge escobar