El gluten y el sistema nervioso

El gluten es una proteína que está en los granos de varios cultivos, incluyendo el trigo, el centeno, y la cebada además de sus parientes. Es ampliamente usado en la industria de la comida como un aglutinante, estabilizador y relleno. Se lo digiere sólo parcialmente en el intestino, aumentando fragmentos de la proteína que pueden disparar una gran repuesta en los individuos cuya genética los hace sensibles. La enfermedad celíaca, que se caracteriza por los elevados anticuerpos contra el gluten, daño intestinal y anormalidades en varios otros órganos, es un desorden reconocido de sensibilidad al gluten. Tu sistema nervioso es uno de los que se pueden ver afectados por esta proteína.

Daños amplios

Los médicos han sabido por años que las enfermedades celíacas pueden afectar a los tejidos externos del tracto gastrointestinal. La sensibilidad al gluten se ha ligado con los desórdenes de la piel, el hígado, el esqueleto, los órganos endocrinos y el sistema reproductivo. Los daños neurológicos asociados con las enfermedades celíacas fueron reportados por primera vez en 1966. Generalmente se ha asumido que la participación de estos órganos se produce junto con un daño intestinal, Sin embargo, a medida que los científicos aprenden más sobre los efectos del gluten en el cuerpo, se hace cada vez más aparente que la sensibilidad al gluten puede molestar a la función de muchos tejidos sin necesidad de causar síntomas intestinales.

Ataxia

En el número de febrero 2011 de “Diagnostic Pathology” los cientificos del Medical University en Tokyo, Japón, reportaron el caso de una mujer de 84 años que desarrolló ataxia, pérdida de la coordinación y balance, debido a su sensibilidad al gluten. Los síntomas de esta paciente eran un espejo de los de otros pacientes con ataxia o sensibilidad al gluten, varios de los que murieron por causas no relacionadas con el gluten poco tiempo después de que fuera hecho el diagnóstico. La examinación post-mortem del cerebro de estos individuos reveló inflamación y destrucción de las células que ayudan a controlar el balance y el movimiento.

Problemas de audición

La enfermedad celíaca ha sido vinculada con anormalidades en la audición de pacientes pediátricos, y probablemente afecte también a adultos. Un estudio hecho en 2011 en Ankara por el MH Kecioren Training and Research Hospital de Turquía demostró pérdida de la audición y un aumento de "ruidos de fondo" en 41 niños con la enfermedad celíaca y un ensayo de 2007 publicado en el diario polaco “Otolaryngologia Polska” reveló que el daño relacionado con el gluten al oído interno persistía en los niños de 6 a 18 años a pesar de las dietas libres de gluten.

Declinacón cognitiva

Una revisión de registros de pacientes referidos a la Clínica Mayo desde 1970 al 2005 identificó a 13 individuos que desarrollaron una declinación cognitiva progresiva, pérdida de memoria, dificultades con los cálculos, confusión y cambios de personalidad, en asociación con la enfermedad celíaca. En más de un tercio de los pacientes, los disturbios mentales se desarrollaron simultáneamente con el comienzo de la enfermedad. Varios de estos individuos exhibieron una mejoría significativa en sus síntomas una vez que adoptaron la dieta libre de gluten.

Expandiendo horizontes

La sensibilidad al gluten abarca un espectro de desórdenes que van desde los suaves síntomas gastrointestinales a la aislada deficiencia de un sistema de órganos especifico a una enfermedad autoinmune multi-sistemas. La participación del sistema nervioso incluye la ataxia, la deficiencia de la audición, la declinación cognitiva, las convulsiones y las neuropatías periféricas. La evidencia sugiere que algunos casos de desorden de falta de atención, la incapacidad de aprender, los tics, los dolores de cabeza y hasta la esquizofrenia pueden haber tenido sus orígenes en la sensibilidad al gluten. A medida que los científicos aprenden más sobre los efectos del gluten en tu cuerpo, el uso extendido del mismo en tus comidas puede que necesite ser escrutinizado más ampliamente.

Más galerías de fotos



Escrito por stephen christensen | Traducido por adriana de marco