El gluten y la neuropatía periférica

La neuropatía periférica es una condición que se deriva del daño nervioso, y en cuyos síntomas se incluye el entumecimiento, el hormigueo o un ardor doloroso en las manos y los pies. Afecta a los nervios del sistema nervioso periférico, es decir, aquel que no forma parte del cerebro y de la espina dorsal. Las causas de la neuropatía periférica pueden ser infecciones, trauma nervioso, diabetes y ciertas deficiencias vitamínicas. Además, la sensibilidad al gluten, una proteína que se encuentra en el trigo y otros granos, puede poner en riesgo a las personas y ser una causa probable de neuropatía periférica.

Definiendo la sensibilida al gluten

La sensibilidad al gluten, también conocida como enfermedad celíaca, es un desorden hereditario que se caracteriza por producir una respuesta inflamatoria autoinmunológica al consumo de gluten. Este efecto daña las vellosidades intestinales, que son unas protuberancias diminutas y delgadas en el recubrimiento del intestino delgado. El trabajo de estas vellosidades es absorber la comida digerida hacía el torrente sanguíneo. Los síntomas de la sensibilidad al gluten puede incluir problemas gastrointestinales, como diarrea y distensión abdominal, así como debilidad general ý problemas de cambio de peso. La sensibilidad al gluten no tratada puede producir malnutrición y enfermedades a largo plazo como cáncer, osteoporosis, anemia y convulsiones. El tratamiento para la sensibilidad al gluten incluye la exclusión de esta proteína de la dieta. Eso significa evitar varias comidas procesadas, pastas y cereales que estén hechos de trigo, centeno, cebada o avena.

Síntomas y diagnóstico de los pacientes

Puede ser difícil para los doctores el diagnosticar la sensibilidad al gluten como la causa de la neuropatía. En un artículo que apareció el 27 de mayo de 2003 en "Neurology", unos investigadores presentaron sus hallazgos acerca de los ´síntomas de 20 pacientes con neuropatía y un diagnóstico basado en una biopsia de la sensibilidad al gluten. Además, los doctores querían determinar la incidencia de la sensibilidad al gluten en los pacientes con neuropatía. El análisis de los archivos médicos reveló que seis de 20 pacientes tuvieron síntomas de neuropatía antes de presentar signos gastrointestinales de sensibilidad al gluten y tres tuvieron síntomas de neuropatía antes de cualquier signo de sensibilidad al gluten. Los investigadores también descubrieron que el 2,5% de todos los pacientes con neuropatía tenían también sensibilidad al gluten. Concluyeron que los doctores debían considerar la sensibilidad al gluten como una causa de neuropatía incluso si no se presentaban síntomas gastrointestinales.

Exámenes de sangre

En casos de neuropatía idiopática, es decir, que la causa de la neuropatía sea desconocida, los doctores pueden revisar si hay sensibilidad al gluten a través de ciertos exámenes de sangre. La sensibilidad al gluten provoca que haya un número elevado de anticuerpos en la sangre, que son proteínas que atacan a las células saludables y a los tejidos del cuerpo. Uno de los exámenes de sangre mide el nivel de anticuerpos contra la transglutaminasa tisular y el otro mide la presencia de anticuerpos antiendomisio, según el National Digestive Diseases Information Clearinghouse.

Desacuerdos médicos

En abril de 2008 se publicó un artículo en "Practical Neurology" del Dr. Geral Grossman del University Hospitals Case Medical Center en Cleveland, Ohio, donde resalta que el número de reportes que tratan las consecuencias neurológicas de la sensibilidad al gluten han aumentado en los últimos veintes años. Argumenta que en estos reportes los científicos han tenido desacuerdos acerca de si problemas como la neuropatía periférica o la epilepsia son o no causados por la sensibilidad al gluten o son simplemente síntomas secundarios que se derivan de ella. Incluso hay un desacuerdo sobre la eficacia de una dieta libre de gluten como la solución de estos problemas neurológicos.

Más galerías de fotos



Escrito por robert dipardo | Traducido por karly silva