Gluten y dolores de estómago

Sufrir dolores de estómago después de comer alimentos que contienen gluten puede ser el resultado de una serie de cosas. A veces, es una indicación de la intolerancia al gluten. Otras veces, estos alimentos pueden desencadenar síntomas de afecciones digestivas, pero esto está más relacionado con otras sustancias en la comida. Incluso podría ser un efecto secundario de la introducción de alimentos que no son parte de tu dieta normal. La diagnosis apropiada es esencial para aliviar los síntomas, así que habla con tu médico.

Intolerancia al gluten

La intolerancia al gluten es la incapacidad del cuerpo para digerir el gluten. Cualquier momento en el que alguien con sensibilidad al gluten o enfermedad celíaca coma alimentos con esta proteína que se encuentra en la mayoría de los cereales, se desencadena una respuesta inmune. El cuerpo empieza a reconocer el gluten como un antígeno, causando la liberación de anticuerpos para proteger el cuerpo de la sustancia. Como resultado, empiezas a experimentar los síntomas, como dolores de estómago. En esta situación, tienes que eliminar todos los alimentos que contengan gluten de tu dieta. Ningún medicamento está disponible para contrarrestar esta reacción.

Síndrome de colon irritable

Los alimentos que contienen gluten, como trigo, cebada, trigo burgol, centeno y espelta, por nombrar unos pocos, también tienden a contener fibra, así que podrías estar confundiendo una intolerancia al gluten con otra afección. En el síndrome de intestino irritable, la fibra dietética a menudo mejora los síntomas, pero no cuando se trata de dolor, explica el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. De hecho, la fibra puede aumentar la cantidad de gases intestinales, potencialmente empeorando los calambres abdominales y el malestar asociado con el SCI. También podría llevar a episodios de diarrea. En esta situación, introduce gradualmente alimentos que contengan fibra en tu dieta para evitar los síntomas.

Enfermedad inflamatoria intestinal

Siguiendo la misma línea que el SCI, la enfermedad inflamatoria intestinal también puede conducir a tener problemas con los alimentos altos en fibra. La enfermedad inflamatoria intestinal es una agrupación de trastornos marcados con algún grado de inflamación en el colon. Cualquier momento en el que comas alimentos ricos en fibra, estos macronutrientes pueden aumentar los gases intestinales y desencadenar dolor abdominal. Una vez más, puedes estar confundiendo con los dolores de estómago como resultado de gluten y, en cambio, podría tratarse de la fibra. Como con el SCI, añade lentamente la fibra en la dieta.

Gases

Los alimentos ricos en fibra, especialmente cuando ella no es parte de tu dieta normal, pueden conducir a la generación de gases, hinchazón y dolor abdominal. Esto es en gran parte debido a la digestión de la fibra, que se mueve a través de la mayor parte de tu tracto gastrointestinal intacto. Cuando alcanza el intestino grueso, las bacterias ayudan a descomponer la fibra, liberando gases que contribuyen a la sensación de malestar estomacal. Podrías no tener ninguna afección asociada con el gluten, o la fibra, para ese problema.

Más galerías de fotos



Escrito por dana severson | Traducido por maria gloria garcia menendez