Gluten y diabetes

Si tienes enfermedad celíaca, que afecta a un 1 por ciento de la población, o intolerancia al gluten, que afecta a un 6 por ciento de la población, el gluten puede causarte muchos problemas de salud. La diabetes también es cada vez más frecuente, afectando a 8,3 por ciento de la población, y no es raro que los diabéticos también tengan la enfermedad celíaca o intolerancia al gluten. La dieta es parte del tratamiento para ambas condiciones y la combinación de una dieta libre de gluten con una dieta diabética requiere una planificación cuidadosa.

Gluten


El gluten es la proteína que se encuentra en el trigo, la cebada y la avena.

El gluten, la proteína presente en el trigo, la cebada, el centeno y la avena, así como en todos los alimentos elaborados a partir de estos granos o harinas, se asocia con un mayor riesgo de osteoporosis y cáncer en las personas con enfermedad celíaca, y con dolores de cabeza, aumento de peso, fatiga, mareos, y hormigueo de extremidades en las personas con intolerancia al gluten. Muchos de los alimentos que forman parte de la dieta americana estándar contienen gluten, como pan, pasta, cuscús, bulgur, cereales para el desayuno, barritas de cereales, galletas, magdalenas, pasteles y muchos productos horneados. Los alimentos menos obvios, como la salsa de soja, los condimentos y la proteína vegetal texturizada también contienen gluten. Leer las etiquetas de los alimentos es importante para asegurarte de que mantienes tu dieta libre de gluten.

Diabetes


Comer la cantidad adecuada de hidratos de carbono es importante en la diabetes.

Con la diabetes, la clave para controlar tus niveles de azúcar en sangre es comer la cantidad adecuada de hidratos de carbono. Los hidratos de carbono, que se encuentran principalmente en los cereales, el azúcar, los vegetales ricos en almidón, las legumbres, las frutas, la leche y el yogur, se descomponen en azúcar durante el proceso de digestión y aumentan tus niveles de azúcar en la sangre después de ser absorbidos en el torrente sanguíneo. Echa un vistazo a la tabla de información nutricional y usa una herramienta en línea como MyPlate para el seguimiento de tu consumo de carbohidratos. Entre 40 y 60 g de carbohidratos por comida se consideran un objetivo apropiado para la mayoría de los diabéticos, según la American Diabetes Association.

Método de platos libres de gluten y para diabéticos


Sigue el método del plato para preparar fácilmente comidas de carbohidratos controlados y sin gluten.

Para preparar fácilmente comidas con carbohidratos controlados y sin gluten, sigue el método del plato. Comienza por completar la mitad de tu plato con vegetales sin almidón, como brócoli, coliflor, verduras de hoja verde, tomates y champiñones. Los vegetales sin almidón contienen muy pocos carbohidratos y nada de gluten, sin embargo, son ricos en nutrientes importantes. En un cuarto de tu plato, elige una fuente de proteínas: pollo, pescado, mariscos, carne o tofu. Elige una fuente simple de proteínas, porque cualquier marinado, empanizado o salsa puede contener gluten. Lee atentamente la etiqueta y utiliza tus propias salsas y condimentos sin gluten.

Hidratos de carbono sin gluten


Selecciona una fuente libre de gluten de hidratos de carbono.

Finalmente, en la cuarta parte restante de tu plato, selecciona una fuente libre de gluten de hidratos de carbono, como arroz, papa, maíz, batata, mijo, quinoa o legumbres. También puedes cambiar estos alimentos ricos en almidón por un postre saludable para diabéticos sin gluten de fruta fresca mezclada con yogur natural. Mira las etiquetas para controlar tu consumo de carbohidratos pero el método del plato debe ayudarte a mantener tus hidratos de carbono entre 45 y 60 gramos por comida.

Ten cuidado con los productos sin gluten


Ten cuidado con los productos sin gluten.

Probablemente has notado la amplia gama de productos sin gluten disponibles ahora, incluyendo pan sin gluten, pasta sin gluten y cereales de desayuno sin gluten. Estos alimentos pueden ayudar a mantener el gluten fuera de tu dieta, pero es importante que tomes su contenido de hidratos de carbono en la consideración. Estos productos sin gluten a veces contienen más hidratos de carbono en comparación con la versión normal, así que debes comprobar la etiqueta para asegurarte de que comes una porción que sea apropiada para cumplir con tu ingesta de carbohidratos recomendada.

Más galerías de fotos



Escrito por aglaee jacob | Traducido por eva ortiz