El gluten y la constipación

Si tienes que esforzarte en el retrete para tener una evacuación intestinal o si tienes un movimiento intestinal menos de tres veces a la semana, puedes ser uno de los 4 millones de estadounidenses que sufren regularmente de estreñimiento. La mayoría de la gente trata de poner remedio a este problema bebiendo más agua, haciendo ejercicio, aumentando su consumo de fibra o incluso usando laxantes de venta libre. Sin embargo, si padeces de estreñimiento crónico, algo en tu dieta, como el gluten, puede ser la causa de tus problemas. Pide a tu médico que te haga una prueba para ver si eres intolerante al gluten o tienes enfermedad celíaca.

Enfermedad celíaca

El estreñimiento es uno de los síntomas que pueden ser causados ​​por la enfermedad celíaca. La Celiac Sprue Association estima que, si bien esta condición afecta a 1 de cada 133 estadounidenses, sólo el 3 por ciento de ellos han sido correctamente diagnosticados. Con la enfermedad celíaca, la exposición a pequeñas cantidades de gluten, incluso una miga de pan, es suficiente para causar una reacción autoinmune, lo que significa que tu sistema inmunológico comienza a atacar a tus propios intestinos sanos. La enfermedad celíaca es una enfermedad grave y es importante que sea diagnosticada, sobre todo si experimentas constipación, distensión y dolor abdominal, piel muy seca, dolor muscular, pérdida de peso, úlceras en la boca y fatiga. Pregunta a tu médico para obtener más información.

Intolerancia al gluten

Aunque la enfermedad celíaca sea descartada, el gluten podría seguir siendo responsable de tu estreñimiento. Mientras que la enfermedad celíaca es una enfermedad autoinmune, la intolerancia al gluten crea dificultades para digerir el gluten, lo que puede resultar en problemas gastrointestinales. Estreñimiento, diarrea, distensión abdominal, flatulencia y cólicos, no son los únicos síntomas de la intolerancia al gluten. Algunas personas pueden experimentar dolores de cabeza, dificultades para pensar o afecciones autoinmunes, como la artritis reumatoidea y la diabetes tipo 1, así como también aumento o pérdida de peso.

El gluten en tu dieta

Es común que los estadounidenses coman gluten en cada comida. El gluten se encuentra en alimentos a base de trigo, centeno y cebada. La avena procesada ​​en EE.UU. también está frecuentemente contaminada con gluten, por lo que no es una opción segura a menos que el paquete diga "libre de gluten", explica Food Intolerance Awareness. Además de las fuentes obvias de gluten como el pan, la pasta, el cuscús, las galletas, la pizza y los productos de panadería, el gluten también se oculta en muchos alimentos procesados ​​como salsas, aderezos, condimentos, platos congelados y patatas fritas. Evita los alimentos que están empanados, marinados o en salsa. Si el gluten está causando tu estreñimiento, eliminar todas las fuentes de gluten debería resolver tu problema.

Alimentos sin gluten

Puede ser abrumador saber cuántos alimentos cotidianos contienen gluten. Afortunadamente, el mercado de los productos sin gluten es cada vez mayor, lo que hace que la búsqueda sea más fácil. Es importante tener en cuenta que los productos libres de gluten pueden ser más caros y muchos de ellos no son opciones particularmente saludables. Basa tu dieta libre de gluten en los alimentos sin procesar como batatas, mantequilla de maní, calabaza, todo tipo de frutas y verduras, quinoa, mijo, arroz, pollo, pescado, carne, queso, yogur natural, nueces crudas, mantequilla de nuez natural y aceite de oliva, sugiere la Celiac Sprue Association.

Más galerías de fotos



Escrito por aglaee jacob | Traducido por mar bradshaw