¿Se pueden hacer giros rusos sin una pelota medicinal?

La torsión rusa es un ejercicio abdominal clásico que trabaja los oblicuos, que son los músculos en los costados de tu vientre. Para hacer este ejercicio, siéntate en el suelo con las rodillas ligeramente dobladas y sostén una pelota medicinal en frente de tu pecho. Inclínate hacia atrás hasta que sientas tensión en los músculos abdominales y rota tu torso de lado a lado mientras golpeas suavemente la pelota contra el suelo. Sin embargo, no es necesaria una pelota medicinal para que puedas obtener los beneficios de este ejercicio. Utiliza una placa de peso, tu propio peso corporal o una mancuerna para lograr los mismos resultados.

Variaciones clásicas

En lugar de mantener el balón medicinal en frente de tu pecho, sostén los extremos de una mancuerna o una placa de peso. Cualquiera de estas opciones te proporciona un rango de movimiento y resultados casi idénticos.

Alternativas para la pelota de estabilidad

Para una variación de la torsión rusa, acuéstate en una pelota de estabilidad con los pies en el suelo y la parte posterior de la cabeza, el cuello y los hombros apoyados en la pelota. Extiende los brazos sobre el pecho y junta tus manos. Mantén los músculos abdominales tensos a medida que giras lentamente el tronco hacia un lado. Mantén los hombros sobre el balón y ambos pies en el suelo. Vuelve al centro y repite hacia el otro lado. Para hacerlo más intenso, sostén una pesa entre tus manos a medida que giras.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por martin santiago