Cómo hacer un giro con las manos y luego un giro real para niños

Un giro de manos, más conocido como una vertical, puede usarse como transición hacia otros trucos de gimnasia como la voltereta frontal. tus pies dejan el suelo y completas una rotación sobre tu cabeza. Para aprender esta combinación, sepáralo en pasos simples. Te ayudará a tener aparatos de entrenamiento como una alfombra de caída y un bloque fijo para ayudarte a progresar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Necesitarás

  • Espacio abierto en el suelo
  • Alfombra de caída acolchada

Instrucciones

    Giro frontal

  1. Corre hacia adelante para ganar inercia. Mueve tu cuerpo hacia atrás y hacia adelante con algunos pasos de preparación. Levanta la pierna derecha y el brazo izquierdo de manera simultánea. Repite este mismo movimiento opuesto para generar inercia.

  2. Levanta la pierna delantera hacia un ángulo de unos 90 grados. Tensa los músculos de la pierna trasera y arquea levemente el pie.

  3. Levanta los brazos justo sobre tu cabeza. Dobla la cintura y coloca las manos sobre el suelo. Extiende las manos y las piernas directamente sobre tu cabeza. Mantén las piernas juntas e imagínate pateando una pelota de fútbol con ambos pies.

  4. Arquea tu espalda y lleva la parte superior del cuerpo hacia adelante en una posición vertical. Apoya ambos pies nuevamente en el suelo y dobla levemente las piernas. Mantén tus brazos hacia arriba sobre tu cabeza.

    Giro frontal

  1. Dobla las rodillas a un ángulo de 45 grados. Mantén los brazos en alto, pero dóblalos levemente en los codos hasta que tus manos queden cerca de los lados de tu cabeza. Tensiona los músculos en tus piernas como cargando un resorte en espiral.

  2. Salta desde tus piernas directamente hacia el aire lo más alto que puedas. Endereza tus codos hacia adelante y extiéndelos en el aire. Una vez que llegues a la altura de tu salto, inclínate hacia la cintura, tensionando los músculos abdominales para crear una rotación. Mete las piernas debajo de tu cuerpo y extiende tus brazos hacia adelante.

  3. Abre tu cuerpo de la posición metida. Extiende tus piernas hacia adelante y sepáralas levemente. Encuentra el piso visualmente en este punto y si es necesario, ajusta tu rotación. Cae sobre tus talones y dobla las piernas.

Consejos y advertencias

  • No cometas el error de levantar tu pierna demasiado alto. Esto crea un movimiento contrario intuitivo que disminuirá tu inercia hacia adelante. Esto ayuda a pensar en ir hacia adelante y no hacia arriba. Si tienes miedo para hacer un giro hacia adelante, practica este paso alrededor de una alfombra acolchada. La mayoría de las facilidades de gimnasia las tienen.
  • Nunca intentes estas técnicas sin la instrucción de gimnasia adecuada. Podrías lesionarte seriamente. Trabaja en el giro de manos frontal y la voltereta delantera por separado antes de intentar unir estos dos movimientos juntos.

Más galerías de fotos



Escrito por frederick s. blackmon | Traducido por sebastian castro