¿Cómo girar en un Snowboard?

Ya sea 180, 360 o 720 grados, la técnica fundamental de giro en un snowboard sigue siendo la misma. Un giro de snowboard se inicia, sostiene y completa con la cabeza. Girando la cabeza es el catalizador que inicia la rotación de tus hombros. El impulso de rotación de tus hombros comienza el giro de tus caderas sobre un eje. Al igual que una banda de goma retorcida que se desenrolla para liberar energía y llegar a un equilibrio, las piernas siguen las caderas, y tus pies, y por lo tanto la tabla, se mueven con tus piernas. La clave para girar en una tabla de snowboard es lo que haces con la parte superior del cuerpo, empezando por la cabeza.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Mantente perpendicular con el salto a medida que subes por la ladera, en la depresión y hacia arriba. Apunta la nariz de tu tabla al centro del salto. Céntrate en el borde del salto con los ojos y concéntrate en mantener tu cuerpo en ángulo recto en forma perpendicular; específicamente, las caderas y los hombros, a primera vista. Mantén tu tabla plana. Manténte fuera de los bordes. En lugar de tallar en un borde, deslízate por el lado del salto en el centro de tu tabla a medida que realizas el giro. Incluso si estás girando en una caída y no en un salto, deslízate en lugar de tallar mientras te preparas.

  2. Centra los hombros sobre las caderas y las caderas sobre tus pies; inclinándote hacia delante o hacia atrás establece un borde y evita el giro. Ponte en cuclillas en la misma posición que utilizas para realizar un salto de pie. Dobla las rodillas a unos 90 grados y coloca las manos debajo de las nalgas con los brazos rectos. Mantén la cabeza metida en la parte superior de tu hombro hacia abajo y concéntrate en el borde del salto.

  3. Gira la cabeza detrás de tu hombro hacia abajo en el momento que golpees el borde del salto o el final de la caída. Mira detrás de ti por completo. Mantén la cabeza por encima de tu hombro mientras tus caderas, las piernas y la tabla giran alrededor como resultado de la dinámica creada por la cabeza y los hombros. Mantén tu cabeza mirando detrás de ti hasta que los hombros roten alrededor de 270 grados y puedas ver el aterrizaje. Enfoca tus ojos en el lugar de aterrizaje para frenar; y luego detén tu giro. Absorbe el aterrizaje con las rodillas, tu cuerpo termina en la misma posición que estabas cuando despegaste.

Consejos y advertencias

  • Recuerda, las caderas y los hombros perpendiculares al salto y en una línea recta desde la cabeza hasta la punta de los pies, la línea perpendicular al suelo. Para hacer dos o tres vueltas, simplemente mantén la cabeza girada sobre el hombro hasta que hayas completado el número deseado de vueltas, luego ralentiza el giro mirando el aterrizaje.
  • Manténte fuera de tus bordes. Si arruinas el giro, es porque estabas encerrado o atrapaste un borde.

Más galerías de fotos



Escrito por ryan hotchkiss | Traducido por franco castro