¿El ginkgo biloba incrementa la circulación?

El ginkgo biloba es una de las especies de árboles más antiguas del mundo, de acuerdo con el University of Maryland Medical Center (Centro Médico de la Universidad de Maryland). Durante cientos de años curanderos tradicionales han utilizado el ginkgo biloba como tratamiento para una amplia gama de enfermedades comunes. En la naturopatía moderna, los naturópatas recomiendan el ginkgo biloba principalmente como tratamiento para la demencia, pérdida de memoria y deterioro cognitivo relacionado con la edad. Los suplementos de ginkgo biloba podrían ayudar a mejorar la circulación, sobre todo en aquellos con condiciones médicas. Consulta a tu médico antes de usar cualquier hierba medicinal.

Función

Según los National Institutes of Health, (NIH por sus siglas en inglés, Institutos Nacionales de Salud), la mayoría de los efectos medicinales del ginkgo biloba de refieren a su eficacia como un potenciador circulatorio. Los compuestos de la hoja del ginkgo parecen dilatar los vasos sanguíneos, lo que aumenta el flujo sanguíneo hacia las piernas, los oídos, los ojos y el cerebro. Otros efectos de Ginkgo están siendo sujetos a investigación, ya que podría afectar la química cerebral, la coagulación de la sangre y las bacterias infecciosas en formas que la ciencia no entiende completamente.

Efectos sobre los nervios y el cerebro

Ginkgo biloba aumenta temporalmente el flujo de sangre al cerebro, lo que puede explicar los efectos positivos sobre la memoria que han hecho famosa a esta hierba. El NIH considera el uso de ginkgo biloba como un método "posiblemente eficaz" para mejorar la memoria, el estado de ánimo y la función cognitiva en personas con la enfermedad de Alzheimer, con demencias vasculares o mixtas. El ginkgo biloba también podría mejorar la función cognitiva en jóvenes y personas de edad avanzada. Aunque la evidencia no es concluyente, el ginkgo biloba podría ayudar a mejorar la visión en personas con glaucoma y diabetes.

Otros beneficios circulatorios

Al aumentar la circulación hacia las extremidades, el ginkgo biloba podría coadyuvar en el tratamiento de varias enfermedades dolorosas. El NIH indica que el ginkgo biloba podría reducir los síntomas de claudicación o dolor en la pierna, causado por mala circulación sanguínea. Los compuestos de ginkgo biloba parecen aumentar la distancia que una persona con enfermedad vascular periférica puede caminar antes de experimentar dolor, y también podría reducir la necesidad de cirugía para tratarla. Además, el NIH señala al ginkgo "posiblemente eficaz" como un método para reducir el número de ataques en personas con síndrome de Raynaud, que causa malestar grave como respuesta al frío.

Dosis

Varias dosis de hoja de ginkgo pueden utilizarse para mejorar la circulación, aunque no hay un consenso claro en cuanto a la más segura y eficaz. El University of Maryland Medical Center, UMMC por sus siglas en inglés (Centro Médico de la Universidad de Maryland), recomienda una ingesta diaria entre 120 y 240 miligramos, dividido en dos o tres dosis. Las fórmulas más eficaces están estandarizados para contener 24 a 32% de glucósidos de flavona y 6 a 12% de lactonas triterpénicas, que son los compuestos activos primarios encontrados en la hoja del ginkgo. Esta dosis es la adecuada para adultos sanos que pesan alrededor de 150 libras (68, kg); debes consultar a su proveedor de atención de salud para recibir recomendaciones sobre dosis específicas.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios del ginkgo biloba son poco frecuentes y leves. El UMMC enumera desarreglos estomacales, dolores de cabeza, reacciones cutáneas y mareos entre los problemas más comunes asociados con la ingesta de suplementos de ginkgo biloba. En teoría, también podría incrementar el riesgo de sangrado, sobre todo entre las personas con ciertas condiciones médicas. No utilices el ginkgo biloba si padeces de sangrado o trastornos convulsivos. El ginkgo no es apropiado para mujeres embarazadas, madres lactantes, niños o personas que toman medicamentos con propiedades anticoagulantes. Nunca uses ningún suplemento herbolario, excepto bajo la supervisión de un médico calificado.

Más galerías de fotos



Escrito por juniper russo | Traducido por sergio mendoza