Cómo hacer un gimnasio en casa

La belleza de tener un gimnasio en casa es que se puede adaptar específicamente a tus deseos, necesidades, presupuesto y espacio. Lo mejor es elegir un equipo que sabes vas utilizar regularmente, ya que la construcción de un gimnasio en casa es un gran compromiso. El presupuesto es también algo importante a considerar, ya que el equipo puede ser barato o caro. El espacio que utilices o el diseño para tu gimnasio en casa va a determinar cuán grande sea. No solo puedes divertirte y ser creativo en la planificación de tu gimnasio, sino que además puede ayudarte a mejorar tu condición física y llevarla a un nuevo nivel.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Determina tu presupuesto para que puedas comenzar a planear el equipamiento y el espacio. Decide si vas a utilizar un espacio ya existente tal como está, o si es necesario cambiar, renovar o crear algo nuevo. Consulta a un arquitecto, contratista de la construcción o diseñador de interiores si crees que necesitas grandes cambios. Para activar un espacio existente y transformarlo en un gimnasio funcional en casa, añade espejos en una o más paredes; esto hará que el espacio parezca más grande y le puedas identificar problemas de postura durante el ejercicio. Retira el exceso de muebles y cualquier otro desorden para generar un entorno más seguro y más relajado. Una vez que el espacio este vacío y preparado, puedes comenzar a llenarlo con los artículos de tu elección.

  2. Decide qué tipo de equipo de entrenamiento pretendes comprar. Las ideas incluyen máquinas para entrenamiento con pesas o aparatos de resistencia para el tren superior e inferior, banco de peso, bandas de resistencia de brazos y piernas, etc. También necesitarás una colchoneta de ejercicios de alta calidad para hacer flexiones, abdominales y otros tipos de entrenamiento de trabajo de piso. Elije los elementos que vayas a utilizar, aquellos que sean más cómodos y puedas permitirte.

  3. Elije un método para hacer ejercicios de cardio en tu gimnasio en casa. Una máquina como una caminadora elíptica es una gran manera para facilitar los entrenamientos de cardio, pero puede ser cara. Otras opciones incluyen una máquina de esquí de fondo, un escalador o la bicicleta fija. Elije una máquina que te guste usar, ya que es probable que gastes una buena parte de su tiempo haciendo ejercicios de cardio en tu gimnasio en casa. La calidad es importante cuando se trata de comprar equipos de gimnasia. Si no puedes permitirte una máquina de buena calidad, es mejor que hagas ejercicios de los DVDs de cardio en tu gimnasio en casa. Estos pueden ser una sesión de cardio eficaz si no puedes comprar una máquina en este momento.

  4. Considera el tamaño de los equipos antes de comprarlos. No querrás sentirte atestado o que la falta de espacio no te permita realizar los ejercicios correctamente. Asegúrate de que tengas un amplio espacio entre las máquinas para estirarte.

Consejos y advertencias

  • Piensa que vas a utilizar el equipo regularmente. El equipo principal debe ser ajustable, si más de una persona va a utilizar con regularidad. Un sistema de televisión o estéreo puede hacer que el ejercicio en tu gimnasio en casa sea más agradable.
  • Si tienes niños pequeños o mascotas, tendrás que hacer tu gimnasio seguro ubicando los pesos pesados ​​y otros objetos peligrosos en lugares a los que no se pueda llegar.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer leigh | Traducido por sebastian castro