Gimnasia deportiva inicial para niñas

El nivel inicial de clases de gimnasia pueden ser una forma divertida para que las niñas hacen ejercicio y aprendan nuevas habilidades. Un gimnasio es un lugar seguro para que los niños salten, den la vuelta, se balanceen y vuelen por el aire con el apoyo de entrenadores con experiencia para dirigirlas. La introducción de las jóvenes a la gimnasia puede darles habilidades que pueden utilizar durante toda la vida, tanto en el gimnasio y como fuera.

EStructura de la clase

La mayoría de los gimnasios organizan clases por edad y niños separados de las niñas mayores de 4 o 5 años. Una clase típica involucra seis a ocho niñas y un entrenador, que puede ser hombre o mujer. La mayoría de las clases duran una hora, pero las clases de nivel del niño son por lo general de 30 a 45 minutos. Los padres por lo general se sientan en una sala de espera o en el vestíbulo durante la clase, y muchos gimnasios permiten a los padres ver a sus hijos a través de una gran ventana o zona de la terraza.

Pruebas para niñas

La gimnasia femenina incluye la realización de cuatro pruebas: la barra de equilibrio, barras asimétricas, bóveda y los ejercicios de piso. La edad de la niña dicta lo mucho que participa en cada evento. También hay otras actividades que preparan a las niñas para aprender habilidades de cada prueba. Por ejemplo, pueden aprender a realizar piruetas en un trampolín antes de probarlas en el suelo. Las más pequeñas pasan más tiempo en este tipo de actividades y después pasan al aparato más avanzado. Puesto que cada prueba de gimnasia implica una gran cantidad de acciones complejas que pueden ser peligrosas si se hacen incorrectamente, los entrenadores enseñan a las niñas muy lentamente y con mucho apoyo. Por ejemplo, las principiantes pueden comenzar a caminar sobre una viga a nivel del piso, mientras son vigiladas o sostenidas por un entrenador, y poco a poco trabajan hasta caminar sobre la viga más alta ellas solas. Las pruebas como volteretas y saltos pueden tomar años en aprenderse.

Desarrollando habilidades

Las clases de gimnasia pueden ayudar a las niñas a aprender diferentes habilidades físicas. Según la Academia de Gimnasia de Boston, la gimnasia puede ayudar a los niños a desarrollar un mejor equilibrio, coordinación y movimiento del cuerpo, todo lo cual mejora la capacidad atlética general del niño. La gimnasia también ayuda a los niños a ser más flexibles, que ayuda a las que tenga menos heridas. Mover y levantar sus cuerpos durante la gimnasia ayuda a los niños a desarrollar la fuerza y ​​la energía. Por último, la gimnasia, como cualquier actividad física, ayuda a los niños a estar en forma y saludables.

Otros beneficios de la gimnasia

La Academia de Gimnasia de Boston describe varias otras maneras en que las jóvenes pueden beneficiarse de empezar las clases de gimnasia. Dado que las niñas tienen confianza en sí mismas para perseguir objetivos y aprender nuevas habilidades, cada nueva prueba de gimnasia que una niña aprende puede aumentar su confianza en sí misma en todas las áreas de su vida. El perfeccionamiento de una nueva habilidad en gimnasia requiere concentración y repetición, que ayuda a los niños a aprender que el trabajo duro y la determinación del objetivo. Mientras que en la clase de gimnasia, los niños tienen que esperar su turno, escuchar al instructor, respetar a los demás, seguir las instrucciones y prestar atención, que son todas las habilidades sociales valiosas, especialmente para los niños más pequeños. Algunas de las destrezas de gimnasia, como balancearse en barras altas o volar por el aire son muy difíciles; el aprendizaje de estas habilidades puede ayudar a los niñas a superar los miedos, y les ayuda a sentirse orgullosas y realizadas.

Más galerías de fotos



Escrito por amanda hermes | Traducido por nicolás altomonte