¿Por qué la gente se siente sola?

¿Te sientes solo? No estás solo. La soledad es un sentimiento desagradable que las personas tienen cuando desean pero se les niega el contacto social con otras personas. Las personas pueden estar rodeadas de otras personas, y aún así se sienten socialmente aisladas y solas. La experiencia de la soledad es universal y ocurre en todas las culturas. Puede tener origen en nuestra herencia evolutiva, pero en última instancia es el resultado de una combinación de factores que van desde la genética a las decisiones personales.

Evolución y soledad

En la lógica aparentemente perversa de la evolución, las emociones humanas, incluso extraordinariamente desagradables son adaptativas. Guían que actuemos de manera que sean de nuestro interés supremo. El miedo nos hace huir del peligro. La ira nos obliga a atacar a nuestros enemigos percibidos, y la ansiedad nos moviliza para prepararse para el esfuerzo. La soledad, provocada por el deseo de conectar con los demás, llega profundamente en nuestra alma y nos empuja hacia los demás. Es un palo nocivo que utiliza la naturaleza para recordarnos que somos seres sociales, que necesitan y anhelan contacto con otros de nuestra especie.

Genética

Investigadores de la Universidad de Chicago que trabajan con los investigadores genéticos de los Países Bajos han descubierto un componente genético en la soledad. Sus resultados, que se describen en News.UChicago.edu, sugieren que algunas personas tienen una predisposición genética a ser solitarias. Varios rasgos se asociaban con la proclividad a ser solitario, incluida la mala estima, bajo estado de ánimo, la ansiedad, la ira y la menor sociabilidad. Estos investigadores encontraron que el 35 por ciento de los hombres y el 50 por ciento de las mujeres mostraron de soledad moderada a sentimientos extremos de soledad. Cabe destacar que este estudio se llevó a cabo en los Países Bajos, una cultura donde las personas informan menos la soledad que en los Estados Unidos.

Cultura

Una encuesta en la participaron 18 países descrita en Family.JRank.org coloca a los Estados Unidos en el cuarto superior de países en el nivel de soledad. Las culturas y las sociedades difieren en algunos aspectos de la soledad, como la presencia y disponibilidad de las redes sociales y el apoyo social. Algunas sociedades tienen estructuras sociales que fomentan un mayor contacto interpersonal y la participación. La gente en las democracias sociales europeas, como Dinamarca y los Países Bajos tienen una mayor integración social, y sus personas experimentan menos soledad. La cultura de los EE.UU., con su énfasis en el trabajo, la movilidad, la autonomía y la individualidad, puede tener el efecto no deseado de infligir un mayor aislamiento social y soledad en sus miembros.

Experiencia de desarrollo y personalidad

La investigación psiquiátrica tiene una historia de identificación de los correlatos de personalidad y los antecedentes evolutivos de la soledad. Las personas solitarias tienden a tener más de una historia de pérdida, trauma, sistemas de apoyo adecuados y paternidad negativa, crítica y dura. La soledad viene con una gran lista de cualidades de personalidad indeseables y de mala adaptación incluyendo sentimientos de enojo, tristeza, depresión, baja autoestima, resentimiento, sensación de vacío, vulnerabilidad y pesimismo. Las personas solitarias tienden a sentirse poco apreciadas y no queridas. Tienden a ser egocéntricas, tímidas y cohibidas. Estas tendencias pueden servir como una cuña que aísla aún más a las personas que ya se sienten distantes de los demás.

Intervenciones

Mientras que la soledad podría parecer ser el resultado de factores fuera del control del individuo, hay cosas que se pueden hacer para reducir la soledad, mejorar la conectividad social y mejorar el bienestar. Las personas solitarias tienen que hacer a un lado su desesperanza, la negatividad y la desesperación, y llegar a las oportunidades sociales que los rodean. Organizaciones de la Iglesia, clubes sociales, viejos amigos, conocidos, vecinos, familia inmediata y extendida, organizaciones de voluntarios, las bibliotecas locales, el Internet, el trabajo, e incluso los foros públicos ofrecen oportunidades de conectarse con otras personas. Los consejeros pastorales, amigos, miembros y terapeutas familiares de confianza también pueden ofrecer orientación sobre la manera de romper las ataduras de la aislamiento, llegar y conectar con los demás. Si te sientes solo, vale la pena el esfuerzo. Después de todo, hay una gran probabilidad de que la persona que no está hablando está experimentando los mismos sentimientos de soledad que tú.

Más galerías de fotos



Escrito por jon williams | Traducido por blas isaguirres