Por qué la gente no hace ejercicio

Si sientes que muchas cosas se interponen entre el ejercicio y tú, no eres el único. Los mejores entrenadores y centros de salud en todo Estados Unidos escuchan quejas y preocupaciones similares de personas de todas las características, circunstancias y personalidades. Al final, tu deseo y motivación para ejercitarte deben encontrar un sistema de apoyo que entienda las dificultades a las que enfrentas y te ayude a superarlas para lograr la condición física que mereces.

Tiempo y acceso

Las limitaciones de tiempo y acceso son razones muy frecuentes por las que la gente no se ejercita. De acuerdo con la National Academy of Sports Medicine, son las razones principales. Las explicaciones sobre la falta de tiempo se centran en la familia y las obligaciones, como cuidar a los niños; un padre que no puede encontrar a una niñera no podrá ir al gimnasio. Además, los deberes laborales consumen gran parte del día y no brindan a la persona opciones para ejercitarse ni energía. Tanto la NASM como la famosa entrenadora Suzanne Luft también mencionan la falta de acceso a los equipos de ejercicio o a las facilidades, como causas frecuentes.

Ansiedad

Nada causa más ansiedad para no hacer ejercicio como la preocupación de perder tiempo. El Dr. Darren Treasure, un experto en psicología de la motivación deportiva y de ejercicios, dice que la gente tiene miedo del esfuerzo físico; en otras circunstancias, Treasure sugiere que las personas consideran que el lugar, en donde viven no es agradable o es seguro para ejercitarse. La NASM añade la falta de conocimiento de la lista de temores; en otras palabras, las personas se consideran no aptas para utilizar las máquinas, técnicas de ejercicio u otras situaciones propensas a evitar el ejercicio, particularmente si es en público. Y quienes sufren de sobrepeso piensan que los demás los criticarán.

Motivación

Sin embargo, muchos expertos plantean que la mayor razón para que la gente se limite o no haga ejercicio es no motivarse adecuadamente. Sin importar las presiones y circunstancias en la vida de alguien, los entrenadores como Luft y Jeremiah Foster dicen que una persona se debe comprometer con ella misma a ejercitarse y establezca la importancia de ejercitarse para tener una vida saludable. En este sentido, la gente que no tiene la motivación correcta debe buscar un sistema de apoyo como la familia, los amigos o un profesional, si es posible, para asegurarse de que estén presentes durante el proceso.

Consideraciones

Si la vida familiar es un factor que impide hacer ejercicio, Luft recomienda planear un programa de ejercicios donde participen niños y adultos. De esta manera, puedes ejercitare y compartir la experiencia con los niños. Si tienes presupuesto para un entrenador, él puede crear un programa que se adapte a tu condición física, horario y metas; un entrenador se puede convertir en la clave para superar tus miedos y ansiedades que no te permiten ir al gimnasio. Como Foster dice, un profesional puede clarificar las cosas para los clientes y los puede ayudar a encontrar una estrategia para perseverar, creer y aprender sobre el ejercicio y ellos mismos.

Más galerías de fotos



Escrito por geoffrey st. marie | Traducido por diana i. almeida